Galicia

Galicia

 
Comunidad autónoma española situada en el ángulo NO de la Península y formada por las provincias de La Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra. Limita al N con el mar Cantábrico, al S con Portugal, al E con Asturias y Castilla y al O con el océano Atlántico. Su extensión es de 29 434 km2 con un total de 2 780 000 h. La capital es Santiago de Compostela. El gallego es la lengua propia, y también oficial, igual que el español. Su relieve está definido por el macizo Galaico, que ocupa toda la región y la divide en cuatro bloques: el oriental, muy montañoso, el septentrional y central, con relieves más suaves, y el occidental, lindante con el océano, más erosionados y con numerosas fracturas que sirven de cauce a los ríos. Los más importantes cursos de agua son el Miño y el Sil; también destacan el Ulla y el Lérez, que forman rías en sus desembocaduras. El clima es típicamente atlántico, aunque se dan características continentales en el interior, con una alta pluviosidad. El bosque natural de carvallo se ha sustituido por otras especies como el pino, el eucalipto o el castaño y matorrales, entre los que predomina el brezo, la retama y el tojo; los prados son muy abundantes. Una de las características fundamentales de la población gallega ha sido la constante emigración a que se ha visto sometida; ésta ha provocado una disminución de la natalidad y un aumento de la mortalidad, como consecuencia del envejecimiento de la población. Durante el s. XX salieron de Galicia más de 2 millones de personas tanto al exterior como a las zonas industriales de España. La característica de la demografía es la dispersión en las zonas rurales mientras que las zonas urbanas e industriales del litoral concentran una parte importante de población. La agricultura está caracterizada por un acusado minifundismo de escasa comercialización; se cultiva maíz, centeno, patatas y, en el SE, vid. La explotación ganadera (vacuno, porcino) vive en la actualidad una época de expansión. En el litoral predominan las actividades pesqueras, de gran tradición e importancia. Destacan los puertos de Vigo y Vilagarcía, y también los numerosos criaderos y viveros de ostras y mejillones ubicados en la rías bajas. La industria constituye una actividad reciente y con problemas de desarrollo. Destaca el sector hidroeléctrico; otras industrias importantes son: la conservera, fabricación de automóviles y las manufacturas. La actividad terciaria aparece concentrada en las áreas urbanas y abastece a las regiones circundantes. El turismo es en la actualidad uno de los sectores más pujantes de la economía gallega.
hist. La cultura megalítica dejó a lo largo del III milenio a C gran número de monumentos. Los celtas se instalaron en Galicia aprox. en el s. VI a C aportando la cultura del bronce. Del año 137 al 26 a C los romanos ocuparon el territorio. Tras la crisis del Imperio romano, los suevos se establecieron en Galicia a principios del s. V. y en el VI lo hizo la monarquía visigoda. La invasión musulmana no caló en Galicia y, a mediados del s. VIII, quedó incorporada a la corona asturiana. La época feudal trajo consigo el dominio de una minoría de nobles y obispos sobre el campesinado gallego. Galicia vivió durante el s. XII intensas luchas políticas que acabaron con su integración en la corona castellano-leonesa. En los ss. XII y XIII se produjo un crecimiento de la población y un incremento notable de la actividad agraria. Al finalizar la Edad Media, Galicia entró en un período de crisis; el enorme poder de la nobleza contrastaba con la miseria del campesinado, hecho que condujo al estallido de revueltas como la de los irmandiños. Durante la Edad Moderna se crearon la Audiencia Real, la Capitanía General y la Junta del Reino de Galicia como elementos de autogobierno. Sin embargo, la Iglesia y la nobleza siguieron conservando su poder y la situación de los campesinos empeoró, lo que comportó ya en el s. XVIII una importante emigración. En el s. XIX, pese a los intentos de reforma liberales, la situación continuó estancada a causa de la inoperancia de la desamortización, puesto que la tierra quedó en manos de la nobleza y el sistema de foros o parcelación sistemática de las propiedades fomentó el minifundismo. El galleguismo, nacido durante el s. XIX bajo un tipo de regionalismo de signo liberal-burgués, adoptó matices nacionalistas en el s. XX. En 1936, gracias al triunfo del Frente Popular, el pueblo gallego aprobó un estatuto de autonomía que no llegó a ponerse en práctica a causa del inicio de la Guerra Civil. Tras la restauración de la democracia, Galicia consiguió un régimen autonómico (1981), materializado en la Xunta. Manuel Fraga Iribarne, del Partido Popular (PP), fue elegido presidente en 1989 y reelegido en 1993, 1997 y 2001. En las elecciones de 2005, aunque el PP fue el partido más votado no logró la mayoría absoluta y perdió la presidencia de la Xunta, que pasó a manos del socialista Emilio Pérez Touriño, líder de una coalición formada por el Partido Socialista de Galicia y el Bloque Nacionalista Galego. El gobierno de izquierdas acabó tras las elecciones de 2009, en las que el PP volvió a gobernar, con Alberto Núñez Feijóo en la presidencia. Núñez Feijóo fue reelegido en 2012.
b. art. La literatura gallega nació en el s. XII de la mano de la lírica galaico-portuguesa. Fue una primera etapa, hasta fines del s. XIV, de gran brillantez, destacando los cancioneiros y las cantigas. Siguió un período conocido como los siglos oscuros (séculos escuros), en que la lengua gallega se redujo a un uso doméstico y popular. Tal situación se prolongó hasta el s. XIX, cuando comenzó el llamado Rexurdimento. El punto de inflexión lo marcó la publicación de los Cantares gallegos, de Rosalía de Castro. Otras figuras son Eduardo Pondal y Manuel Curros Enríquez. En el s. XX continuó el desarrollo de la literatura gallega: hasta 1936 destacaron el vanguardismo y la generación Nós, al tiempo que se fijaba la prosa literaria. A partir de 1950 se inició una recuperación, con escritores como Alfonso Rodríguez Castelao y Luis Seoane. Después de 1975 se produjo el verdadero despegue en la narrativa gallega, con autores como Ánxel A. Rey Ballesteros, Alfredo Conde, Manuel Rivas o Suso del Toro, y poetas como Víctor Vaqueiro, Alfonso Pexegueiro, Xulio Valcárcel, Claudio Rodríguez Fer, Dario Xoán Cabana, Anxeles Penas y Luisa Castro, entre otros. El panorama artístico gallego se nutre del pasado celta (los poblados o castros), romano (torre de Hércules, murallas de Lugo) y visigodo (iglesia de Santa Comba de Bande), para llegar al esplendor románico de la catedral de Santiago, cuyo pórtico de la Gloria es obra del maestro Mateo (ss. XII-XIII). Tanto el estilo románico como el gótico arraigaron en Galicia y perduraron en el tiempo en zonas rurales. En estilo barroco se construyeron muchos pazos y se renovó la catedral compostelana. José Ferreiro atestigua con su escultura religiosa el paso del barroco al neoclasicismo. Ya en el s. XX se observa una dialéctica entre los estilos de raíz gallega y el racionalismo. F. Álvarez de Sotomayor fue el pintor más representativo del siglo.
Traducciones

Galicia

Galicia

Galicia

Галисия

Galicia

Galícia

Galicia

Galicie

Galicia

Galicien

Galicia

Galegio

Galicia

Galicia

Galicia

گالیسیا

Galicia

Galicia

Galicia

Galice, Galicie

Galicia

Galicija

Galicia

Gallecia

Galicia

Galizia

Galicia

ガリシア

Galicia

갈리시아

Galicia

Galicië

Galicia

Galicia

Galicia

Galicia

Galicia

Galiza

Galicia

Galicia

Galicia

Galicien

Galicia

加里西亚
Ejemplos ?
Vicente Lafé, vecino de San Cristobal de Concedoino, en Asturias. ::Manuel de San Pedro, vecino de Santa María de Juño, en Galicia.
Por eso, dejamos diez reales a las mujeres y echamos a andar con otros diez. En Galicia nos echaban de los pueblos. — ¡Qué gente, la verdad!—interrumpió el extremeño—.
El territorio español comprende en la Península con sus posesiones e islas adyacentes, Aragón, Asturias, Castilla la Vieja, Castilla la Nueva, Cataluña, Córdoba, Extremadura, Galicia, Granada, Jaén, León, Molina, Murcia, Navarra, Provincias Vascongadas, Sevilla y Valencia, las islas Baleares y las Canarias con las demás posesiones de Africa.
Arturo Donoso Castellón al Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente (ILANUD). Cotejado por la Lic. Jacqueline Reyes Galicia, Investigador Legislativo de la Suprema Corte de Justicia de México (SCJN).
he tratado de las justicias ordinarias destos reinos y de su jurisdicción, y en éste lo haré de las audiencias, Consejo de Navarra y chancillerías, que es a donde van las apelaciones de dichas 45 justicias. Las audiencias son dos: Sevilla y Galicia.
Antonio Arcos, vecino de Montiel. ::D. Manuel Lodeire, Capitan indefinido procedente de Galicia. ::Francisco Tosano, vecino de las Curvas, jurisdiccion de Ronda.
Aunque Galicia no es tan fría como Burgos, ni muchísimo menos, el plan de verle el pie a la sierra de los Castros en diciembre no dejó de parecerme descabellado.
Parece mentira, cuando uno se acuerda de esas Mariñas tan risueñas, tan alegres hasta en la peor estación del año, que Galicia encierre sitios tan agrestes y salvajes.
No su población, porque entonces estos mismos reinos, y otros de igual número de habitantes no habrían aspirado a aquel honor, en la misma proporción que Galicia, Aragón y Cataluña.
La primera, se refiere a que fue el Anejo de LAS PIÑAS de la Provincia de Cádiz, y, la segunda, supone que fue nativo de Piñas, de la misma España, pequeña ciudad perteneciente a la Provincia de Pontevedra, en la Región de Galicia.
Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias, Islas e Tierra Firme del Mar Océano; Conde de Barcelona; Señor de Vizcaya e de Molina; Duque de Atenas y de Neopatria; Conde de Ruiellón y de Cerdaña; Marqués de Oristan y Gociano; Archiduque de Austria; Duque de Borgoña, Bravante y Liman; Conde Flandes y de Tirol, etc.
Cuando el duque volvió las espaldas, se levantó don Juan, y, puestas ambas manos en los dos brazos de la silla donde estaba sentado Lorenzo, al oído le dijo: -Por Santiago de Galicia, señor Lorenzo, y por la fe de cristiano y de caballero que tengo, que así deje yo salir con su intención al duque como volverme moro.