Galia

Galia

 
hist. Nombre dado al territorio poblado por los celtas que se extendía desde el N de Italia (Galia Cisalpina) hasta el Atlántico, el Rin, los Alpes y los Pirineos (Galia Transalpina). La dominación romana dividió el territorio gálico en tres sectores; la Aquitania en el SO, Bélgica en el N y la Lugdunense en el SE.
Traducciones

Galia

SFGaul
Ejemplos ?
29 ¿Quién esto puede ver, quién puede soportarlo si no un impúdico y un voraz y un tahúr, que Mamurra tenga lo que la Comata Galia tenía antes y la última Bretaña?
Puesto sobre estas bases fijas, a que dan en la política inglesa cierta mayor solidez las demandas exageradas de los radicales y de la Federación Democrática, construye Spencer el edificio venidero, de veras tenebroso, y semejante al de los peruanos antes de la conquista y al de la Galia cuando la decadencia de Roma, en cuyas épocas todo lo recibía el ciudadano del Estado, en compensación del trabajo que para el Estado hacía el ciudadano.
Fue amante de Citeride, representanta, en competencia de Antonio y Gallo. No quiso pasar a la Galia por cuestor, reverenciando el parecer de todos los buenos, que lo contradecían.
Del capítulo 28: De que los helvecios fuesen 130.000 a su regreso a Suiza, no debe inferirse que hubiesen perdido 230.000 hombres, ya que muchos se refugiaron en los pueblos de la Galia, estableciéndose en éstos, y un gran número de ellos regresaron después a su patria.
El Asia reivindica a los Toscanos; los Tirios habitan el África; los Cartagineses, la España; los Griegos se han introducido en la Galia; los Galos, en la Grecia; los Pirineos no cierran ya el paso a los Germanos; la movilidad humana paseó por soledades impracticables y desconocidas.
Ni los samnites, ni los cartagineses, ni las provincias de España, ni las de Galia, ni aun los partos, no nos dieron más avisos de su poder, porque más dura cosa es vencer la libertad de los germanos, que el reino de Arsaces.
En esos días llegó al fin de su vida el rey Liuva, y toda España y la Galia narbonense cayeron bajo el poder y el reino de Leovigildo.
4. Los francos entran con un ejército en la galia narbonense, deseando ocuparla. Leovigildo envía en contra de ellos a su hijo Recaredo, quien rechaza al ejército de los francos, y el reino de la Galia queda libre de la incursión de aquéllos.
Un ejército franco, al mando de Boso, enviado por el rey Gontrán, llega a la Galia narbonense y asienta sus reales cerca de la ciudad de Carcasona.
En amaneciendo se juntó el Senado, y lo primero agradeció a Antonio el haber sosegado el principio de guerras civiles, y luego les repartieron las provincias. Creta se dio a Bruto; África, a Casio; Asia, a Trebonio; Bithinia, a Cimbro; la Galia Circumpadana, a Décimo Bruto.
Este partido minaba la religión y todos los fundamentos del Estado; negaba de plano que la voluntad del emperador fuese la suprema ley; era un partido sin patria, internacional, que se extendía por todo el territorio del Imperio, desde la Galia hasta Asia y traspasaba las fronteras imperiales.
Lisonjean el apetito otras diversidades, especialmente la multitud de naranjos y limones, dulces, agridulces y agrios, sin que la naturaleza haya andado escasa de dejar de producir fresquísimas limas, toronjas y cidras; bien que, en lo que toca a los limones, no exceden a la magnitud de un huevo de gallina, que los distingue en esta desproporción a los de España, de que nuestras septentrionales regiones se hallan participantes con abundancia; como de otros óptimos frutos de la Iberia, Galia y Lusitania.