Fuero del Trabajo


Búsquedas relacionadas con Fuero del Trabajo: Fuero de los Españoles

Fuero del Trabajo

 
Una de las leyes fundamentales del Estado español bajo F. Franco.
Ejemplos ?
En el preámbulo de la ley se decía: «Tres son los principios que inspiran la organización nacionalsindicalista prevista en el Fuero del Trabajo, reflejo fiel de la organización política del nuevo Estado, a saber: unidad, totalidad y jerarquía».
La política del régimen franquista respecto de las mujeres supuso un enorme retroceso respecto de la República ya que se propuso imponer el modelo de familia católica tradicional basado en la total subordinación de la esposa al marido y volver a reducirlas al ámbito doméstico —«el regreso de la mujer al hogar», se dijo— tal como se había proclamado en el Fuero del Trabajo de 1938: «liberar a la mujer casada del taller y de la fábrica».
usto López (Galicia, España, 1923 – Argentina, 2003) fue un abogado laboralista y juez del fuero del trabajo que realizó su actividad en Argentina.
En 1938 las autoridades franquistas promulgaron el llamado Fuero del Trabajo, una norma legislativa que, a imitación del modelo fascista italiano y su Carta di Lavoro, sentaba las bases para la intervención estatal en el mundo laboral.
El conjunto de todo ello era la "Organización Nacional-Sindicalista" prevista por el Fuero del Trabajo de 1938, aunque a partir de los años 1940 empezó a ser llamada simplemente Organización Sindical.
La estructuración doctrinal, que no había sido considerada necesaria, también fue tardía. En 1927 se promulgó la Carta del Lavoro (adaptada en España como Fuero del Trabajo).
Uno de los posibles ámbitos de actuación sindical, la conflictividad laboral, quedó cercenado ya que el Fuero del Trabajo atribuía directamente al Estado las competencias en este ámbito, para lo cual fueron creados Magistraturas de Trabajo que debían resolver en caso de que fracasara la conciliación sindical.
En los textos legales y las proclamas políticas, la autodefinición de su régimen evolucionó de ser un Estado totalitario en los años treinta (Fuero del Trabajo de 1938, de clara inspiración fascista italiana) a un impreciso Reino en los años cuarenta (Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado de 1947) y una Democracia Orgánica en los sesenta (Ley Orgánica del Estado de 1967).
Al producirse los cambios en el sistema franquista promovidos por el sector reformista en la segunda mitad los 60, como la Ley de Prensa, la Ley Orgánica del Estado o las enmiendas al Fuero del Trabajo, Zamanillo se posicionó en el sector más inmovilista de los procuradores.
09/03/51-, se lee que "la anómala situación" de dicho poder impedía "el establecimiento del fuero del trabajo", fuero que tenía el objetivo de "la recta aplicación de los principios del derecho social y laboral".
El proceso de institucionalización jurídico-política del régimen franquista como “Estado autoritario y corporativo”, abierto con la primera Ley Fundamental, el Fuero del Trabajo (1938-1939), se concretó en clave organicista a partir de la Ley de Cortes (1942-43).
Este gobierno recibe el encargo del "Generalísimo" Franco de que inicie el proceso de institucionalización del "Nuevo Estado": El 9 de marzo de 1938, el Consejo Nacional de FET y de las JONS, que se reunía por primera vez, redactó el "Fuero del Trabajo" basado en la Carta del lavoro del fascismo italiano, que establecía los principios del "sindicalismo vertical" (la "Central Nacional-Sindicalista" fue creada por decreto de 21 de abril aunque no comenzó realmente a funcionar hasta después de la guerra) y de la intervención del Estado en la economía, y que el general Franco aprobó y promulgó en virtud de haberse atribuido no sólo la Jefatura del Estado y del Gobierno, sino el poder legislativo.