Francesco Guardi

Guardi, Francesco

 
(1712-93) Pintor italiano. Autor de La fiesta de la Ascensión en Venecia y Regatas en el Gran Canal.
Ejemplos ?
El siglo XVIII incluye vistas venecianas de Canaletto, Bernardo Bellotto y Francesco Guardi, así como escenas cotidianas de Chardin, y el famoso cuadro histórico La muerte del general Wolfe de Benjamin West.
Dentro del siglo XVIII, se puede citar a Boucher (dos paisajes pastoriles), Fragonard (Retrato de dama), Jean-Baptiste Monnoyer (tres bodegones), Claude Joseph Vernet, Canaletto, Francesco Guardi, Corrado Giaquinto, Hubert Robert, Gaspar van Wittel (Vista de la Plaza Navona de Roma), Giuseppe Zocchi (Vista del río Arno en Florencia) y un pequeño cuadro de Francisco de Goya (Mujer y dos niños junto a una fuente).
Tristemente, faltan ejemplos de vedutistas como Canaletto y Francesco Guardi, bien representados en el vecino Museo Thyssen-Bornemisza, aunque el Prado sí posee ejemplos de Antonio Joli, Gaspare Vanvitelli (Caspar van Wittel) y Francesco Battaglioli.
Su pintura se caracteriza por colores expresivos y contornos esfumados. Francesco Guardi nació en Venecia, en una familia de la nobleza menor procedente del Trentino.
Una atención mayor a los colores está presente en obras tardías como el Concerto de ochenta huérfanos de 1782, actualmente en Múnich, o en la Fachada de palacio con escalera en la Accademia Carrara de Bérgamo. Francesco Guardi murió en Venecia en 1793.
Era una representación adecuada del imperio que declinaba rápidamente para convertirse, en palabras de Napoleón, en la "sala de Europa" ocupada por casinos, carnavales y cortesanas de alquiler. A Francesco Guardi se le atribuyen cerca de 850 obras, entre las cuales están:.
Otros nombres italianos dignos de nombrar son Sebastiano Ricci, Francesco Guardi, Francesco Zugno, Giovanni Antonio Pellegrini, Giovanni Domenico Tiepolo, Michele Rocca y Pietro Longhi, con una temática muy variada de la escena doméstica al paisaje urbano, pasando por alegorías mitológicas y obras sagradas.
Los trabajos de madurez más importantes de Francesco Guardi incluyen las Fiestas del dogo, una serie de doce lienzos que recuerdan las ceremonias celebradas en 1763 por la elección del dogo Alvise IV Mocenigo.
Con todo, aún subsisten piezas dignas de mención: óleos de Gabriel Metsu, Boucher, Chardin, Thomas Gainsborough, Joshua Reynolds, Francesco Guardi...
Concebidas como recuerdos –casi como postales– para viajeros extranjeros, las vedute tuvieron mucho éxito, llegando su influencia a casi todos los rincones de Europa, e iniciando una característica forma de representar el paisaje que fue imitada por muchos artistas europeos. Sus mayores exponentes fueron Canaletto, Bernardo Bellotto, Francesco Guardi, Michele Marieschi y Luca Carlevarijs.
La pintura se movió entre la exaltación religiosa o el paisajismo vedutista en Italia (Giambattista Tiepolo, Canaletto, Francesco Guardi), y las escenas cortesanas de Jean-Antoine Watteau, François Boucher, Jean-Baptiste-Siméon Chardin y Jean-Honoré Fragonard en Francia, pasando por el retratismo inglés de Joshua Reynolds y Thomas Gainsborough.
Fregolent (2001), p. 96-104. Francesco Guardi (1712-1793) es quizá, junto a Canaletto, el más dotado vedutista veneciano. En sus inicios, trabajó estrechamente con su hermano Antonio, lo que ha originado ciertos problemas de adjudicación.