Francesc Pla

Pla, Francesc

 
(1743-1805) Pintor español, conocido por el Vigatà. Decoró el salón del palacio Moya, en Barcelona.
Ejemplos ?
Originalmente la fachada estaba decorada en las entrepilastras con unas pinturas de Francesc Pla el " Vigatà ", aunque hoy día solo quedan unos restos en el paramento central de la planta noble.
Por su parte, el segundo, es la más importante aportación española al estilo; pintó desde paisajes con figuras hasta escenas de género. También cabe mencionar la obra pictórica de Antonio Viladomat, Francesc Tramulles Roig y Francesc Pla.
Además de renovar la programación pensaron en renovar también el edificio, encargo que el promotor Ociopuro ofreció al equipo de BOPBAA Arquitectos (Josep Bohigas y Arnau, Francesc Pla i Ferrer y Iñaki Baquero Riazuelo) y realizó la constructora Altiare.
También destacar la obra pictórica de Antonio Viladomat y de Francesc Tramulles Roig, discípulo de Viladomat y menos conocido debido al carácter efímero de su obra. Francesc Pla, conocido como «el Vigatà», mostró una leve influencia del Rococó en las pinturas del Palacio Moja de Barcelona, si bien el resto de su obra hay que ubicarla dentro de un lenguaje barroco.
Estos edificios fueron reformados por el estudio BOPBAA (Josep Bohigas, Francesc Pla e Iñaki Baquero), y se conectan por un ángulo al Palacio de Villahermosa.
Originalmente la fachada estaba decorada en las entrepilastras con unas pinturas de Francesc Pla el "Vigatà", aunque hoy día solo quedan unos restos en el paramento central de la planta noble.
En 1992 el arquitecto Josep Maria Botey restauró las fachadas de la plaza Nueva y de la calle de la Palla. En 1999 se restauró igualmente el Salón del Trono y las pinturas de Francesc Pla el Vigatà.
Poco se sabe de su vida, salvo que pertenecía a una notable dinastía de pintores, escultores y plateros catalanes, entre los que destaca su hermano Francesc Tramulles Roig. Asimismo es conocido por ser el maestro de Francesc Pla, también pintor de origen catalán.
Volvió a Barcelona en 1869, tras la muerte del escenógrafo Ballester, que era su compañero de viaje y de formación. Formó sociedad con Francesc Pla fundando el Teatro del Circo Barcelonés.
Después destacan nombres como Francesc Tramulles (San Marcos escribiendo los Evangelios, 1763), Pere Pau Muntanya (Alegoría de Carlos III) y Francesc Pla “el Vigatà” (Sala del Trono del Palacio Episcopal de Barcelona, 1784).