Fernando Yáñez de la Almedina

Yáñez de la Almedina, Fernando

 
(s. XVI) Pintor español. Fernando de los Llanos y él introdujeron en España la pintura italiana de principios del s. XVI.
Ejemplos ?
La influencia de los grandes maestros renacentistas se refleja en dos pintores manchegos de Valencia: Fernando Yáñez de la Almedina, cuya influencia leonardesca es evidente y Fernando de los Llanos.
Hernando o Fernando Yáñez de la Almedina (fl. 1505 – 1537) fue un pintor renacentista español, introductor de las fórmulas quattrocentistas italianas en Valencia y Castilla la Nueva.
1505 - 1525) fue un pintor español del Renacimiento estrechamente relacionado con Fernando Yáñez de la Almedina, activo en Valencia y Murcia.
La capilla se encuentra cerrada por un magnífico pórtico de tres arcos también de alabastro, que posiblemente sigue los diseños de Fernando Yáñez de la Almedina; de los tres arcos el central está mucho rebajado y los laterales son de medio punto.
Juan Alfonso Mayorga, secretario del rey Pedro I de Castilla Ramón Giraldo, político liberal Tomás de Villanueva, arzobispo y santo (1488-1555) Fray Tomás de la Virgen, trinitario descalzo (1587-1647) Fray Esteban Pérez Pareja, escritor del siglo XVIII Antonio Rodríguez Huéscar, filósofo (1912-1990) Antonio García y Bellido, arqueólogo (1903-1972) Fernando Yáñez de la Almedina Fernando de Ballesteros Saavedra, escritor Bartolomé Jiménez Patón Pedro Collado Peralta, gramático y humanista del siglo XVII Matías de Arteaga y Alfaro, pintor (1633-1703) Carlos Saura Riaza, pintor (n.
1480), Madonna con ángeles, San Bernardino da Siena Gentile Bellini y Giovanni Bellini: Predicación de san Marcos en Alejandría Giovanni Bellini: Piedad, Madonna, Madonna ante un paisaje Bramante: Cristo a la columna, Frescos con Uomini d'arme e filosofi de la casa de Gaspare Visconti (Heráclito y Demócrito, Hombre de armas) Rafael: Los desposorios de la Virgen (1504) Bramantino: Sagrada Familia. Lorenzo Lotto: Retrato de Laura da Pola. Fernando Yáñez de la Almedina y Hernando de los Llanos: Santos eremitas.
Espinosa rinde en este caso homenaje a Fernando Yáñez de la Almedina, inspirándose en su Muerte de la Virgen de las puertas del retablo de la Catedral para la disposición general y algunas de las figuras, aunque reinterpretando aquella composición con su fuerte sentido naturalista.
La asimilación de los modelos de Fernando Yáñez de la Almedina, presente en Cuenca entre 1525 y 1531, es ya manifiesta en este retablo y ha de deberse a la intervención de Martín Gómez más que a la del viejo Castro.
Sólo dos meses más tarde de haber cobrado de la catedral de Valencia por la pintura del retablo de los Santos Médicos consta un nuevo pago, pero asociado ahora a Fernando Yáñez de la Almedina.
Las grandes puertas que cierran el armario ocupan una superficie de 75 metros cuadrados, pintadas al óleo entre 1506 y 1510 por Fernando Yáñez de la Almedina y por Hernando de los Llanos, los cuales fueron probablemente colaboradores de Leonardo da Vinci y llevaron desde Italia el estilo renacentista que habría de llegar después al resto de la península a través de Valencia.
Destacan los principales genios españoles: Juan de Flandes (El Bautismo de Cristo), Pedro Berruguete (La Virgen con el Niño), Fernando Yáñez de la Almedina (con una de sus obras maestras, Cristo entre San Pedro y San Juan), El Greco (San Francisco Recibiendo los Estigmas), Juan Pantoja de la Cruz, Ribera (El Sentido del Olfato), Zurbarán (La Familia de la Virgen), Murillo (Muchacho Sonriente o El Gallero), Luis Paret (un "Autorretrato" de los cuatro que hay del pintor y La Virgen con el Niño)...
Del Renacimiento, sobresalen un San Sebastián de cuerpo entero de Fernando Yáñez de la Almedina, considerado una de sus obras más raras e importantes, y La casulla de san Ildefonso de Juan de Borgoña.