Ferenc Szálasi

Szálasi, Ferenc

 
(1897-1946) Político húngaro. Depuso al almirante Horthy en 1944, ocupó el poder y secundó a los alemanes.
Ejemplos ?
Cuando al día siguiente Horthy se enteró de la captura de su hijo por los comandos alemanes, se retractó en su Declaración radiada del día anterior y aceptó su renuncia como Regente, pasando a estar prisionero de los nazis hasta el final de la guerra. Inmediatamente fue relevado de su puesto por el conde Ferenc Szálasi, líder del partido fascista Partido de la Cruz Flechada.
Las deportaciones continuaron hasta que el primer ministro Géza Lakatos las detuvo por un tiempo, pero éstas se reanudaron e intensificaron cuando Ferenc Szálasi se convirtió en Líder húngaro.
Tras el intento fallido de cambiar de bando el 15 de octubre de 1944, con las tropas soviéticas ya en las fronteras húngaras, Horthy fue arrestado e internado en Alemania, estableciéndose un gobierno títere de los nazis, encabezado por Ferenc Szálasi.
Según Bryan Cartledge es difícil ver cómo habría podido tener éxito en estas circunstancias.427 Ferenc Szálasi había comunicado a los alemanes la fecha en la que Horthy iba a anunciar el armisticio con los soviéticos, que se había firmado el, y no existían tropas en Budapest que pudiesen defender al Gobierno ni se entregaron armas a la resistencia ni a los trabajadores socialistas, como se les había prometido.
Ferenc Szálasi (; Kassa, 6 de enero 1897 - Budapest, 12 de marzo de 1946) fue un destacado político y militar húngaro, especialmente entre los ámbitos nacionalistas húngaros, filo-nazis y de la extrema derecha.
Cuando comenzaron las deportaciones al campo de exterminio de Auschwitz, los miembros de los batallones de trabajo no fueron incluidos, permaneciendo acantonados con las tropas hasta la toma del poder por Ferenc Szálasi en octubre.
En octubre de 1944, Adolf Hitler forzó la abdicación del no demasiado dócil Horthy, por un mayor colaboracionista pronazi húngaro, Ferenc Szálasi, con el fin de evitar así la defección de Hungría.
Compuso su gabinete con fascistas como Béla Imrédy, legalizó el Partido de la Cruz Flechada (fascista) de Ferenc Szálasi, aumentó el número de tropas húngaras en el Frente Oriental, disolvió los sindicatos, encarceló adversarios políticos y desató una dura represión contra los políticos y activistas de izquierdas.
Groza también prometió una serie de medidas de reforma agraria para beneficiar al personal militar por las que se confiscarían y redistribuirían todas las propiedades de más de ciento veinticinco acres además de todos los bienes de los traidores, los terratenientes absentistas y todos los que hubiesen colaborado con el Gobierno rumano durante la guerra, con los ocupantes húngaros durante los regímenes de Miklós Horthy y Ferenc Szálasi o con la Alemania nazi.
El 16 de octubre fue relevado de su puesto por el conde Ferenc Szálasi, líder fascista húngaro, quién se encargaría de mantener a Hungría del lado de los alemanes.
El almirante Horty fue llevado como «invitado» a Alemania, donde abdicó pocos días después. El germanófilo conde Ferenc Szálasi lo reemplazó como regente.
El nacionalismo húngaro volvió a verse revitalizado por movimientos como el extremista y filo-nazi Partido de la Cruz Flechada de Ferenc Szálasi, que creía en la existencia de una raza "Turano-húngara".