FEA

FEAFalange Española Auténtica
Traducciones

FEA

ugly

FEA

SF ABR
1. =Federación Española de Automovilismo
2. =Federación Española de Atletismo
3. (Hist) =Falange Española Auténtica
Ejemplos ?
Momentos después, rápidos y silenciosos, se alejaban las cargadas acémilas rodeadas por los escopeteros de Gaucín y de Igualeja, con dirección a la trocha de Atanares, y cuando Cayetano les hubo visto ocultarse tras los árboles que embellecían la vertiente de la montaña, dijo: -Ahora tos mosotros a lo alto de la loma -dijo a los restantes compañeros- por si viéen esos señores, jacelles bailar un rato con la más fea, tan y mientras los otras se lleven la más bonita, y cuando yo pite, ya saben ustés, cá uno por su lao y tos a la torre del Moro pa dende allí cortar el monte por la Torrentera.
Quien esté iniciado en los misterios del amor hasta el punto en que estamos, después de haber recorrido en un orden conveniente todos los grados de lo bello, llegado al término de la iniciación, descubrirá de repente una maravillosa belleza, la que era el objetivo de todos sus trabajos anteriores: belleza eterna, increada e imperecedera, exenta de incremento y de disminución, belleza que no es bella en tal arte y fea en otra...
-preguntó a Juan. Por toda contestación, éste desató el pañuelo, y él mismo quedó horrorizado al ver la fea cabeza del hechicero.
Debía Ptolomeo a Pompeyo su reino en su padre; y cuando se vino perdido a cobrar agradecimiento tan justo, trujo a propósito del tirano los beneficios que le había hecho, para que, violándolos, diese más precio a su traición en los ojos de su enemigo, a quien granjeó con su cabeza. Peor fue César que Ptolomeo, pues matándole no castigó la infame confianza que le sería agradable tan fea abominación.
Por primera vez gusté ante mi fea manquedad, un orgullo y altivo consuelo: El consuelo de haber vertido mi sangre por aquella princesa pálida y santa como una princesa de leyenda, que rodeada de sus damas bordaba escapularios para los soldados de la Causa.
Pues ahí va sin más preámbulos, á riesgo de que me salga usted después con lo de que al colchón le falta lana. Contentaríame con que esta mi carta fuese para su criterio como la hija de María Ignacia, que, de puro fea, caía en gracia.
Aunque su carrera de bailarina había comen zado en los tugurios de Tánger, que están arrima, dos a las murallas de la época de la dominación portuguesa, su sensibilidad dolida la había convertido en una danzarina que hacía aullar a las masas cuando se presentaba en los tabladillos. ¿Qué era lo que atraía de esa mujer fea?
Que vamos a tener dentro de nuestras propias sociedades, dentro de nuestros propios países – como siempre ha pasado en estos 200 años de historia – aquellos que lucharon contra Artigas, que lucharon contra Bolívar, que lucharon contra San Martín, que lucharon contra la unidad de la región porque sabían lo que significaba la unidad de la región, con lo cual esto va a exigir por parte de nosotros -como Presidentes y Presidentas - una fortaleza, una gran fortaleza y una gran claridad para – no digo enfrentar, es una palabra fea y no cuaja – pero si por lo menos diluir esas presiones, esas amenazas y forzamientos internos que va a haber para que discutamos, peleemos.
Yo considero que no habrá quien no entienda ser el más bajo y vil abatimiento a que puede llegar el ánimo más desnudo de honor, de ley y de noble resolución. ¿ de los que ejecutaran una tan torpe y fea acción?
Hasta la Carita de cielo, hembra que como fea no tenía nada que pedir á Dios, pues su fealdad era de veintitrés quilates como la de Picio, pretendió del santo limeño que la embelleciese, milagro que diz que no pudo, no quiso ó no supo hacer fray Martín.
¡Siempre lo dije, siempre lo dije, que habías de morir de mala muerte! ¡De muerte fea! Hubo un movimiento de indignación en los familiares, en los señores del acompañamiento...
Pues añada usted que, en la presente ocasión, se trata de una joven.... no fea ni desvergonzada, a quien está usted dando calabazas hace una hora, como si ella le hubiese requerido de amores.