Eugenio Sellés

Sellés, Eugenio

 
(1844-1926) Autor dramático español. Autor de El nudo gordiano.
Ejemplos ?
En España son poetas posrománticos Gustavo Adolfo Bécquer, Rosalía de Castro, Augusto Ferrán, Luis Antonio Ramírez Martínez y Güertero, Ricardo Blanco Asenjo, Manuel de la Revilla, José Velázquez, José Selgas y José Campo-Arana, y dramaturgos como José Echegaray y Joaquín Dicenta, y melodramaturgos como Leopoldo Cano y Eugenio Sellés.
Desarrolló la alta comedia con obras como El tanto por ciento, El tejado de vidrio, Consuelo y El nuevo don Juan, en las cuales planteó tesis moralizantes. Eugenio Sellés (1844-1926): escribió El nudo gordiano, en el que planteó los problemas que acarrea el matrimonio.
En La vida pública denuncia la corrupción de la política de su tiempo. Eugenio Sellés alternó en sus piezas dramáticas el verso o la prosa y, al igual que otros dramaturgos del Neorromanticismo como Leopoldo Cano y Masas y José Echegaray, cifra el efecto de sus diálogos en la abundancia de breves frases sentenciosas, de intención contundente, ingeniosamente construidas y redondeadas en unos octosílabos o en un párrafo vigoroso.
Eugenio Sellés y Ángel, III Marqués de Gerona y Vizconde de Castro y Orozco (Granada, 8 de abril de 1842 – Madrid, 12 de octubre de 1926) fue un periodista, político, dramaturgo y prosista español.
En la sacramental están enterrados, entre otros, el poeta y dramaturgo Narciso Serra, la actriz Loreto Prado, el general Camilo García de Polavieja, el alcalde de Madrid Francos Rodríguez, el actor iniciador de la comedia moderna Emilio Mario, el también actor Agapito Cuevas, el periodista, académico, político y marqués de Gerona Eugenio Sellés, el pintor Valdivieso, el compositor Rafael Hernando, el poeta romántico Gregorio Romero Larrañaga, el escritor dramático y cronista de la Villa Ramón de Navarrete, el escritor, poeta y periodista Alfredo Vicenti, la de los políticos Manuel Becerra y Felipe Ducazcal y Lasheras, y la del primer caído del S.E.U., el estudiante Matías Montero asesinado en la guerra el 8 de febrero de 1934.
Traducciones posteriores son las de Eugenio Sellés, que publicó Cleopatra en 1898 con escenas de la obra, Cipriano Montoliú (1908), Martínez Lafuente (1917), José María Valverde (1967) y Enrique Llovet (1980).
La pareja cómica llevó al escenario del Alhambra piezas como El corneta de la partida, de Eugenio Sellés, La peseta enferma o dos éxitos de Carlos Arniches, Los chicos de la escuela y Las estrellas (pieza que casualmente trataba el mismo asunto que los hermanos Quintero habían reflejado en su sainete sin estrenar La voz de la niña).
No fue hasta siete años más tarde, y mediante las gestiones del marqués de Gerona, Eugenio Sellés, llegado a la Argentina como parte de la comitiva que acompañó a la infanta Isabel María Francisca de Borbón a las festividades del centenario de la nación, que estos mismos fundarían la primera Academia Argentina de la Lengua.
En su primera etapa su director fue el dramaturgo Eusebio Blasco y en su redacción figuraban Vicente Blasco Ibáñez, Jurado de la Parra, Mariano de Cavia, Francisco Fernández Villegas "Zeda", Benito Pérez Galdós, Luis París, Jacinto Octavio Picón, Eugenio Sellés, Enrique Lluria y José Nakens.
Como Calvo, Vico fue hombre clave en la recuperación histórica del Teatro Español de Madrid, y como aquél contó con la amistad de dramaturgos como Benito Pérez Galdós, que llega a mencionarlo en la última serie sus Episodios Nacionales, José Echegaray, Leopoldo Cano o Eugenio Sellés, y la admiración de un joven Antonio Machado.