Eugenio Montero Ríos

Montero Ríos, Eugenio

 
(1832-1914) Político y jurisconsulto español. Ministro de Gracia y Justicia o de Fomento en varios gabinetes, bajo Amadeo de Saboya. Se le deben importantes leyes (la del registro civil, la del matrimonio civil, la hipotecaria, la orgánica del poder judicial, la del jurado, etc.). Sucedió a Sagasta en la jefatura del Partido Liberal.
Ejemplos ?
Entre sus profesores destaca Eugenio Montero Ríos, también compostelano y diez años mayor que Luciano Puga, que fue catedrático de Derecho Procesal (Teoría de los Procedimientos y Práctica Forense, como se llamaba entonces), de la Universidad de Santiago entre 1861 y 1864, año en que fue destinado a la Universidad Central.
Esta ley exigía a todos los municipios la creación de un Registro Civil en el que se debían inscribir los datos referentes al estado civil de todos los españoles (nacimientos, matrimonios, defunciones, etc.), al margen de sus creencias. La ley fue presentada ante las Cortes por Eugenio Montero Ríos, Ministro de Gracia y Justicia.
Desde la creación del puesto, en 1882, fue el octavo Fiscal del Tribunal Supremo. Por la misma época otro compostelano, Eugenio Montero Ríos, asumió el cargo de Presidente del Tribunal Supremo.
Había sido elaborado por Manuel Alonso Martínez, en representación de los fusionistas, y por Eugenio Montero Ríos, de los izquierdistas, y consistía en desarrollar las libertades y los derechos reconocidos durante el Sexenio democrático —sufragio universal, juicio por jurado, etc.— a cambio de la aceptación de la soberanía compartida entre el rey y las Cortes, en que se basaba la Constitución de 1876, lo que significaba que la última palabra en el ejercicio de la soberanía la tendría la Corona y no el electorado.
Como dijo el jefe de la delegación española en las negociaciones de paz de París, el liberal Eugenio Montero Ríos: «Todo se ha perdido, menos la Monarquía».
A pesar de la estabilidad característica del sistema canovista, no dejó de haber disensiones dentro de los partidos dinásticos, protagonizadas por personalidades como Francisco Silvela (muy crítico con el caciquismo, lo que no le impidió ser ministro de Gobernación), Francisco Romero Robledo o Raimundo Fernández Villaverde en el partido conservador y Segismundo Moret o Eugenio Montero Ríos en el liberal.
En el siglo XIX la finca fue adquirida por el político Eugenio Montero Ríos quien la convierte en su residencia de verano y también en un importante foro de reunión de las personalidades más influyentes del momento.
Frye, George Gray y Whitelaw Reid, ciudadanos de los Estados Unidos; Y su Majestad la Reina Regente de España, a Don Eugenio Montero Ríos, Presidente del Senado; Don Buenaventura de Abarzuza, Senador del Reino, Ministro que ha sido de la Corona; Don José de Garnica, Diputado a Cortes, Magistrado del Tribunal Supremo; Don Wenceslao Ramírez de Villa-Urrutia, Enviado Extraordinario y Ministro plenipotenciario en Bruselas, y Don Rafael Cerero, General de división; Los cuales reunidos en París, después de haberse comunicado sus plenos poderes que fueron hallados en buena y debida forma, y previa la discusión de las materias pendientes, han convenido en los siguientes artículos.
En fe de lo cual, los respectivos Plenipotenciarios firman y sellan este tratado. Hecho por duplicado en París a diez de diciembre del año mil ochocientos noventa y ocho. Eugenio Montero Ríos B.
Tras un breve debate, la delegación estadounidense ofreció veinte millones de dólares el 21 de noviembre y exigió una respuesta en un plazo de 48 horas. Eugenio Montero Ríos se sintió insultado y dijo airadamente que él podría responder de inmediato, pero la delegación estadounidense abandonó la mesa de conferencias.
En 1906, como consecuencia de una caricatura contra el ejército en la revista satírica ¡Cu-Cut!, por la que un grupo de militares asaltó la sede de la misma, el gobierno de Eugenio Montero Ríos se vio obligado a dimitir (tras intentar sancionar a los militares asaltantes) y el nuevo gobierno de Segismundo Moret impulso la Ley de Jurisdicciones, por la que se ponía bajo jurisdicción militar las ofensas orales o escritas a la unidad de la patria, la bandera y el honor del ejército.
Manuel Ruiz Zorrilla formó gobierno el 13 de junio en el que él mismo asumió el ministerio de la Gobernación y en el que había dos antiguos demócratas —Martos en Estado y Echegaray en Fomento— y cuatro antiguos progresistas —Eduardo Gasset y Artime en Ultramar, Servando Ruiz Gómez en Hacienda, Eugenio Montero Ríos en Gracia y Justicia y Beránger en Marina—, más el general Fernández de Córdoba en el ministerio de Guerra.