Eugène Ionesco

Ionesco, Eugène

 
(1912-94) Escritor francés de origen rumano, una de las principales figuras del teatro del absurdo. Incomprendido al principio, su concepción del mundo, visible en piezas como La cantante calva (1950), La lección (1951) -obras con las que inicia su producción dramática-, Amadeo o ¿cómo salir del paso? (1954), Jaques o la sumisión (1955), El rinoceronte (1960), El rey se muere (1963), La sed y el hambre (1965), Juegos de matanza (1970), etc., permitió que fuera aceptado en amplios sectores.
Ejemplos ?
Por entonces escribió otras obras teatrales: Jesús y Falsa alarma, obra considerada una de las primeras muestras de teatro del absurdo, anterior incluso a La cantante calva de Eugène Ionesco.
La concepción vital de Tàpies se nutría de la filosofía existencialista, que remarca la condición material y mortal del hombre, la angustia de la existencia de que hablaba Sartre; la soledad, la enfermedad, la pobreza que percibimos en Tàpies la encontramos también en la obra de Samuel Beckett o Eugène Ionesco.
Entre 1960 y 1998, en una de las más brillantes carreras escénicas que registra la actividad teatral en el Paraguay, fue protagonista de más de sesenta obras entre las que se citan “El bello indiferente” de Jean Cocteau, “Así es la vida” de Malfatti y De las Llanderas, “Amor de don Perlimplín y Belisa en su jardín” de García Lorca, “El baúl de los disfraces” de Jaime Salom, “El diario de Ana Frank” de Goodrich y Hackett, “Flor de Cactus” de Barrilet y Gredy, “La cantante calva” de Eugène Ionesco, “Los Físicos” de Friedrich Dürrenmatt, “El cepillo de dientes” de Jorge Díaz, “Recordando con ira” de John Osborne, “A mitad de camino” de Peter Ustinov, todas ellas bajo la dirección de Héctor de los Ríos; “Sara Bernhardt” de J.
Asiste a los montajes teatrales de Samuel Beckett, Eugène Ionesco, Jean Anouilh y, en especial, de Jean Genet por el que siente especial admiración.
La literatura francesa forma parte de la literatura francófona, pero los escritores de nacionalidad francesa procedentes de departamentos de ultramar, como Aimé Césaire o Édouard Glissant, son curiosamente llamados escritores francófonos, y otros como Samuel Beckett (irlandés) o Eugène Ionesco (rumano) se encuentran clasificados como autores franceses.
Los ejemplos incluyen a Mihai Eminescu, considerado el principal poeta rumano, Constantin Virgil Gheorghiu, autor de la famosa novela La Hora 25, que se desarrolla durante la ocupación nazi, Mircea Eliade, Eugène Ionesco o Panait Istrati.
Compañía TNT El Cántaro Roto de Heinrich von Kleist. Dirección María Bonilla. La Cantante Calva de Eugène Ionesco. Dirección Fabián Sales.
Esta poética bebe fundamentalmente del Artaud que conoció en París, pero también de Alfred Jarry, Ghelderode, Eugène Ionesco, Samuel Beckett y Jean Genet; lo original de Nieva es insertar conscientemente esta vanguardia en la tradición literaria española de lo grotesco y lo esperpéntico, otorgando a lo cómico un papel fundamental en lograr dicha inversión, prosiguiendo la tradición de Cervantes, Quevedo, José Gutiérrez Solana y Ramón María del Valle-Inclán.
Durante cuarenta años fue guionista y director de teatro y televisión. Camilleri se inició con una serie de montajes de obras de Luigi Pirandello, Eugène Ionesco, T.
Los movimientos literarios de mayor importancia fueron: el surrealismo (André Breton, Robert Desnos) el existencialismo (Gabriel Marcel, Jean-Paul Sartre, Albert Camus, Simone de Beauvoir y Maurice Merleau-Ponty) el Nouveau roman (Alain Robbe-Grillet, Nathalie Sarraute, Samuel Beckett) el Teatro del absurdo (Arthur Adamov, Antonin Artaud, Samuel Beckett, Michel de Ghelderode, Eugène Ionesco, Georges Schehadé) Sin embargo, la inmensa mayoría de los autores del siglo XX en Francia se caracterizan por no pertenecer a ningún movimiento definido ni a ninguna escuela, una tendencia que será más marcada según avanza el siglo.
Hobsbawm) o la Escuela de Annales en Francia (Braudel); a los que hay que sumar el renovado interés por un filósofo de pasado polémico (cercano al nazismo) como era Martin Heidegger, o por una excéntrica tríada de rumanos exiliados de muy divergente trayectoria, pero amigos entre sí: Cioran, Mircea Eliade y Eugène Ionesco (uno de los cultivadores del teatro del absurdo, muy apropiado para epater le bourgoise -escandalizar al burgués-).
En 2009 estrena en Broadway, junto a la actriz Susan Sarandon con quien coincidió en la película "Amigas a la fuerza", la obra Exit the King (Le Roi se meurt), de Eugène Ionesco.