Etelberto

Etelberto (Aethelberht)

 
(m. 616) Rey de Kent en 560-616. En 597 se convirtió e hizo de Canterbury (Durovernum), su capital, el centro de la Inglaterra cristiana.

Etelberto (Aethelberht)

 
(m. 865) Rey de Wessex en 860-865, hijo de Etelwulfo. Tuvo que hacer frente a los daneses.
Ejemplos ?
Etelberto fue atado y decapitado por un tal Grimberto y su cuerpo fue enterrado sin ceremonia en Sutton Walls (Herefordshire), por lo que es venerado tanto en Estanglia como en Hereford, donde la catedral está dedicada a su nombre.
De este modo, Raedwald se alineaba con el sistema de autoridad de Etelberto. Beda afirma que, incluso durante la vida de Etelberto, Raedwald afianzaba el liderazgo en el sur de Inglaterra de su nación de los Anglos del Este.
Ya en la época de la muerte de éste, la misión en Kent estaba totalmente restablecida. Beda reconoció a Raedwald como el sucesor del imperium de Ceawlin y Etelberto de Kent.
Ceawlin de Wessex, el más poderoso gobernante al sur del Humber, rechazó las incursiones de Etelberto de Kent hasta el 584 cuando, tras pelear contra los britanos, su poder menguó y subió la autoridad del rey de Kent.
El matrimonio de la merovingia Berta con Etelberto de Kent, los padres de Eadbaldo, había resultado en la conversión al cristianismo de Kent, y el de Ethelburga con Edwin haría lo mismo en Northumbria.
Con la muerte de Etelfrido, y del poderoso Etelberto de Kent en el mismo año, Raedwald y su aliado Edwin estaban en una buena posición para hacerse con el dominio de toda Inglaterra, y así lo hizo Raedwald hasta su muerte, una década después.
Tampoco se sabe mucho de Etelberto II (Æthelberht, Æðelbrihte) en cuanto a rey, aunque es más conocida su historia como santo, san Etelberto o san Adalberto.
En esta época, el hecho más importante fue la llegada de Agustín de Canterbury, enviado por el Papa Gregorio Magno, y la conversión, a principios del siglo VII, de Etelberto de Kent y de Saeberht de Essex, además del establecimiento de obispados en Kent y Essex.
Éste apoyó la ascensión al trono de Essex de su sobrino Saeberht, hijo de Sledda. Ambos reyes, Etelberto y Saeberht, se convertirían al cristianismo poco después.
Richard de Cirencester, cronista del siglo XV, narra la historia de la gran piedad del Etelberto, su elección como rey, como aunque queriendo quedar célibe fue obligado a casarse con Elfrida (Ælfthyth), hija de Offa, y como al ir a visitarla desagradó a la malvada reina Cynethryth que envenenó la mente de su marido que accedió a su asesinato.
No se encuentra el nombre "Sigeberht" en la dinastía Wuffinga, pero es muy común en la dinastía de los Sajones del Este. Sledda de Essex, que gobernó desde cerca del 587 al 604, se casó con Ricula, hermana de Etelberto de Kent.
La presencia de dos reyes en el mismo periodo, uno de ellos dominante (si tenemos en cuenta las cantidades de acuñación) hace suponer que Beorna pudiera ser un representante de Etelbaldo de Mercia y que Etelberto (I) perteneciera a la familia Wuffinga, posiblemente de una rama lateral, que diera legitimidad a tal diarquía.