Espiel

Espiel

 
Mun. de la prov. española de Córdoba; 2 415 h.
Ejemplos ?
l Marquesado de Almodóvar del Río, es un título nobiliario español creado el 13 de mayo de 1667, por el rey Carlos II, a favor de Juan Francisco Ximénez de Góngora y Castillejo, señor de las villas de Almodóvar del Río, la Rambla y Espiel y del lugar de Santa María de Trassierra, todo en el reino de Córdoba.
Cuatro días después, el 1 de septiembre de 1449, el rey le hizo merced de los términos de Espiel, situados entre Belmez e Hinojosa.
Los actores se preparan durante mucho tiempo para que todo salga perfecto en todas la ocasiones que realizan el espectáculo, ya que al día hay dos sesiones, una por la mañana y otra por la tarde. N-502, entre La Serrada (Ávila) y Espiel (Córdoba).
Prosigue la Cañada desde el Puerto Calatraveño por los baldíos comuneros de Espiel y Los Pedroches, hasta el Caserón del Tío Pedro Madrid y mojón divisorio de dichas villas con la de Villaharta, entrando es este término.
Número de habitantes en los últimos diez años. Espiel es una villa situada al norte de la provincia de Córdoba, en el valle del Guadiato, a 50 kilómetros de la capital.
La arquitectura popular de la zona alta y antigua de Espiel está caracterizada por un fuerte tipismo, con calles pendientes y quebradas con plazas irregulares y de casas blancas, que a veces se asientan sobre la roca.
La arquitectura religiosa de Espiel está protagonizada por la parroquia de San Sebastián. Aunque existió una vieja parroquia medieval en el primitivo emplazamiento de la población, el edificio actual se construyó en la época de los Reyes Católicos.
Entre las artes destacar la escultura y una amplia muestra de orfebrería de los siglos XVII y siguientes (una naveta, una cruz procesional, una custodia rococó, un cáliz, etc.) La débil calidad agrobiológica de las tierras de Espiel contrasta con la gran riqueza minera en hulla del subsuelo que se destina a la central térmica de Puente Nuevo, originando que el sector de la energía y el agua genere importantes beneficios.
Sus sierras broncas y bien dotadas de ejemplares cervunos hacen de Espiel una zona privilegiada para la práctica de la caza. En las cercanías del pueblo se encuentra una zona de escalada muy conocida por los aficionados a este deporte tanto andaluces como del resto de España.
Su estratégica situación en el centro del valle del Guadiato influyó sobremanera en el asentamiento protohistórico en las tierras de Espiel, encontrándose una gran cantidad de yacimientos del calcolítico, del megalítico, etc.
Pero, sin duda alguna, el hallazgo más singular de los llevados a cabo en Espiel es el de la campana del abad Samson, descubierto en un pozo de esta localidad.
Aunque el río no atraviesa ninguna de las poblaciones que componen la comarca, sí pasa junto a muchas otras como Peñarroya-Pueblonuevo, Espiel o Villaviciosa de Córdoba.