Enric Clarasó

Clarasó, Enric

 
(1857-1941) Escultor español. Obras: Memento homo y Eva, entre otras.
Ejemplos ?
En el plano escultórico, cabría citar a: Mariano Benlliure (Maja desnuda, 1902), Enric Clarasó (Eva, 1904), Josep Llimona (Desconsuelo, 1907), Miguel Blay (Eclosión, 1908), Mateo Inurria (Deseo, 1914; Forma, 1920), Josep Clarà (El Crepúsculo, 1907-1910; La Diosa, 1909; Ritmo, 1910; Juventud, 1928), Julio Antonio (Venus Mediterránea, 1914), Victorio Macho (Monumento a Santiago Ramón y Cajal, 1926), Pablo Gargallo (Gran bailarina, 1929; El profeta, 1933), etc.
Ese año se instaló en el paseo de San Juan un monumento dedicado al pedagogo de sordomudos Juan de Pablo Bonet, con un monolito del arquitecto Joan Vidal y dos medallones de Josep Marquès, que fue ampliado en 1966 con la imagen de otro pedagogo, Fray Pedro Ponce de León, obra de Josep Miret. También ese año se colocó en la plaza de La Puntual el busto a Santiago Rusiñol, obra de Enric Clarasó.
Sepultura Leal Da Rosa (1903): de estilo modernista, el conjunto está presidido por una columna rematada por una cruz, y una escultura de una grácil figura femenina de largo vestido y cabello ondulante, con los brazos cruzados y los ojos cerrados, obra de Enric Clarasó.
Enric Clarasó i Daudí (Sant Feliu del Racó, 1857 - Barcelona, 1941) fue un escultor catalán. Tuvo como maestro al escultor Joan Roig i Solé, en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona.
Formada por más de tres mil piezas de la más diversa procedencia, la colección incluye murales románicos (como el Pantocrátor de Santa María de Cap d'Aran, datado en el siglo XII), ejemplares de pintura gótica sobre tabla (entre ellos, dos piezas del retablo de Sant Pere de Cubells, obrador por Pere Serra), tallas y retablos renacentistas, esculturas modernistas y noucentistes de Josep Llimona (Desconsuelo), Enric Clarasó (Cabeza de niño llorando), Joan Rebull (Descasno, Aurora o Gitanilla, Josep Clarà, Josep Cañas o Pablo Gargallo (La segadora), seis plafones en tela de Josep Maria Sert alegóricos de la Primera Guerra Mundial, así como numerosos cuadros, muebles, piezas de orfebrería litúrgica, cerámicas y porcelanas.
Con Rusiñol y con el escultor Enric Clarasó realizaron una exposición en la Sala Parés en 1890; los trabajos de esta época se encuentran a medio camino entre el estilo académico y el de los impresionistas franceses.
Barcelona 1927 Monumento a Jaime I. Palma de Mallorca Enric Clarasó Daudí- Oració- 4174.JPG Resignación, Museo Víctor Balaguer. 049 Monument a Rusiñol, d'Enric Clarasó, c.
Montcada.jpg A Santiago Rusiñol, plaza de La Puntual, Barcelona (1935). Leal Da Rosa, Leandre Albareda Petit, Enric Clarasó.jpg Sepultura Leal Da Rosa, cementerio de Montjuic (1903).
A la izquierda se hallan: la capilla de Santa Escolástica, con esculturas de Enric Clarasó y Agapito Vallmitjana (1886); la del Santísimo, obra de Josep Maria Subirachs (1977), con una singular imagen de Cristo realizada en negativo, donde solo se ven la cara, las manos y los pies, con una luz que le ilumina el rostro; la de la Sagrada Familia, donde destaca el cuadro La huida a Egipto, de Josep Cusachs (1904); la del Santo Cristo, con una imagen de Josep Llimona (1896); y la de la Inmaculada Concepción, obra modernista de Josep Maria Pericas (1910), con una vidriera de Darius Vilàs.
El tercer periodo en el que Casas estuvo en París, que empezó en el invierno de 1890, una vez clausurada la primera exposición que, junto a Santiago Rusiñol y Enric Clarasó, celebró en la Sala Parés, y que prolongó hasta 1892, resultó muy fructífero, tanto por la cantidad como por la calidad de las obras que produjo.
En el centro de la plaza de España de Palma se encuentra un monumento dedicado a Jaime I que consiste en una estatua ecuestre de bronce a cuyo pie figura un almogávar. Fue realizada por el escultor Enric Clarasó e inaugurada en 1929, el séptimo centenario de la conquista.
Archivo:Jardins Jaume Vicens Vives16.JPG Relieve: Ciervos, del conjunto de animales de los Jardines de Jaume Vicens i Vives (1967), de Frederic Marès, avenida Diagonal. Archivo:A Santiago Rusiñol, Enric Clarasó.JPG Busto: A Santiago Rusiñol (1935), de Enric Clarasó, plaza de La Puntual.