Emilia Pardo Bazán

Pardo Bazán, Emilia

 
(1852-1921) Novelista española. Fue la introductora del naturalismo en España. Su obra Cuestión palpitante (1883) es una colección de artículos sobre el naturalismo. Obras: Los pazos de Ulloa (1886), La madre naturaleza (1887), La quimera (1905), La sirena negra (1908) y San Francisco de Asís (1881), entre otras.
Ejemplos ?
Y créame usted que mi americanismo se siente engreído y hasta orgulloso, cuando encuentro en la prensa española, que emi- nencias como Castelar, Emilia Pardo Bazán y don Juan Va- lera coinciden conmigo en el elogio.
De Gallardo a Unamuno (contiene Gallardo y su tiempo; Silvela o la daga Florentina; Valera, humanista; Angel Ganivet; Emilia Pardo Bazán; Un gran Hispanista, Alfredo Morel Fatio; El condenado por desconfiado; Lo popular y lo erudito; Castelar; Fernando VII o la fuerza del sino; Paz en la guerra y los novelistas de las guerras civiles; El caso de Blasco Ibáñez; Baroja y su galería novelesca) (1928).
Historia de la literatura universal, de José Mª Valverde y Martín de Riquer. Planeta, 1990. Ediciones comentadas: La tribuna, de Emilia Pardo Bazán. Ed.
Desde la óptica conservadora puede también hablarse de un Naturalismo cristiano no rigurosamente pesimista ni determinista en el que militaron autores como Emilia Pardo Bazán, Luis Coloma, José María de Pereda (que se acercó al naturalismo en su novela La Puchera), el marqués de Figueroa, José de Siles, Francisco Tusquets, Ángel Salcedo y Ruiz y Alfonso Pérez Gómez Nieva.
Ha de reconocerse asimismo la labor editorial de la Residencia, pues allí aparecieron las Meditaciones del Quijote de Ortega y Gasset en 1914, los Ensayos de Miguel de Unamuno y notables obras de Azorín, Cambó, González Hontoria, Antonio Machado, Eugenio d'Ors, Federico de Onís, Emilia Pardo Bazán y Antonio de Zulueta.
Algunas obras de este periodo son La sombra (1870) de Benito Pérez Galdós, El monte de las ánimas (1864) de Gustavo Adolfo Bécquer o Vampiro (1901) de Emilia Pardo Bazán y Pedro Antonio de Alarcón con El amigo de la muerte (1852) y su cuento La mujer alta (1881).
La derivación del realismo que representa el llamado Naturalismo, se inicia con la obra La desheredada de Benito Pérez Galdós (1881), inspirada en L´Assomoir (1877), del fundador de la corriente, el francés Émile Zola.. Emilia Pardo Bazán se añadirá pronto al Naturalismo (para sorpresa de Zola) con su controvertido texto La cuestión palpitante (1882), y con La tribuna, primera novela española que cuenta con un protagonista de clase trabajadora.
Algunos textos de la época realista y naturalista que figuran en el modelo de Todorov son La muerte de Capeto (Memorias de un patriota) de Vicente Blasco Ibáñez (1888) o La santa de Karnar de Emilia Pardo Bazán (1891).
Para ello se inspiró en la literatura colectiva popular, que consideraba dotada de unos valores estéticos superiores fundados en la autoridad del pueblo para determinar lo que es arte y lo que no, como declaró en el pr (1820-1881), José Selgas (1822-1882), Vicente Barrantes, José María de Pereda, Fernán Caballero y, desde una óptica más progresista, Emilia Pardo Bazán.
Fernán Caballero (Cecilia Böhl de Faber) (1796 - 1877) Juan Valera (1824 - 1905) José María de Pereda (1833 - 1906) Pedro Antonio de Alarcón (1833 – 1891) Benito Pérez Galdós (1843 - 1920) Leopoldo Alas «Clarín» (1851 - 1901) Emilia Pardo Bazán (1851 - 1921) Armando Palacio Valdés (1853 - 1938) El costumbrismo tiene en Galdós y Clarín a sus máximos representantes; parte del antiguo cuadro de costumbres romántico (Mesonero Romanos, Serafín Estébanez Calderón...), género literario que recoge aquellos aspectos de la vida española más castizos y populares y que, por serlo, omiten los libros de historia.
Todos estos elementos serán manejados con gran soltura, y más o menos estilizadamente, por autores como Pedro Antonio de Alarcón, Fernán Caballero, José María de Pereda o Emilia Pardo Bazán.
En la "novela de tesis" española, aun con pretensiones progresistas, como en el caso de Emilia Pardo Bazán, los protagonistas no acaban de caracterizarse convenientemente.