Ejemplos ?
3 Y saliendo á Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Beth-el, dijéronle: ¿Sabes cómo Jehová quitará hoy á tu señor de tu cabeza?
Aquí y allá las flores derramaban sus aromas, al paso que llenaban el aire de armonías, el zumbador enamorado, el melodioso sinsonte, el bullicioso pitirre y la calandria esquiva. -Mansión de los amores, hubiérase Venus regocijado al verla, y en ella fijara su Eliseo, a poder elegirlo a voluntad.
Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad. 4 Y Elías le volvió á decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado á Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré.
2 Y dijo Elías á Eliseo: Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado á Beth-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré.
25 Mas en verdad os digo, que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fué cerrado por tres años y seis meses, que hubo una grande hambre en toda la tierra; 26 Pero á ninguna de ellas fué enviado Elías, sino á Sarepta de Sidón, á una mujer viuda. 27 Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo; mas ninguno de ellos fué limpio, sino Naamán el Siro.
He aquí en los tiempos últimos, en nuestra edad, otro Eliseo, cuyos huesos muertos dan vida a los miembros exánimes, sin más diferencia sino que aquéllos, huyendo temerosos, echaron el cadáver en el sepulcro de Elíseo, y éstos, trayendo el cadáver, lo pusieron en el sepulcro de Santo, llenos de confianza 2.(nota 2: Refiérese en el Libro de los Reyes, 13, 20-121, que murió Eliseo y sepultáronle.
C., en el Salón de Sesiones, a los quince días del mes de diciembre de mil novecientos cincuenta y tres. F. S. Jiménez, Presidente. Eliseo Pérez Cadalso, Secretario. J. Suazo A., Secretario.
Porque si el Profeta Eliseo, estando ausente del cuerpo, vio a su criado Giezi cómo tomaba los dones que le presentaba Naamán Siro, a quien dicho Profeta había curado de la lepra, cosa que el perverso siervo, como no le veía su señor, pensaba que lo había ejecutado en secreto, ¿cuánto más los santos en aquel cuerpo espiritual verán todas las cosas, no sólo cerrados los ojos, sino también estando con los cuerpos ausentes?
18 Y lo demás de los hechos de Ochôzías, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Israel? 2 Reyes 2 1 Y ACONTECIO que, cuando quiso Jehová alzar á Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal.
Yernos ahora por espejo en enigma, pero entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré, así como soy conocido.» Luego si en esta vida (donde la profecía de los hombres admirables debe compararse a aquella vida corno la de un niño respecto de la de un hombre), vio, sin embargo, Eliseo cómo tomaba su criado los dones en parte dónde él no estaba, ¿es posible que cuando venga lo que es perfecto, y cuando el cuerpo corruptible no agravará ya ni comprimirá el alma, sino que, siendo incorruptible, no estorbará aquellos santos han de tener necesidad de ojos corpóreos para ver lo que hubieren menester, de los que no tuvo necesidad Eliseo, estando ausente, para ver a su criado?
Y lo que poco ha decíamos del Profeta Eliseo, ¿no nos muestra bastante que se pueden ver las cosas corporales, no sólo por el cuerpo, sino también por el espíritu?
si supieses los trabajos grandes que te esperan al irte de mis playas, cuando por mares y por tierras andes errante peregrino, sin que un punto reposes, juguete del destino, y blanco de las iras de los dioses, por siempre renunciarás al deseo de salir de este plácido Eliseo...