Elblag

Elblag

 
C. del N de Polonia, en el voivodato homónimo (6 103 km2 y 462 500 h), junto al río de su nombre; 126 100 h. Centro comercial e industrial.
Ejemplos ?
A los quince años, entró como aprendiz durante tres años con Urban, el músico de la ciudad de Elblag, con quien Manns aprendió a sacar el mejor partido a los limitados recursos orquestales, con la transposición y cambio de partes instrumentales cuando era necesario.
Con el tiempo las antiguas ciudades eslavas se expandieron y se fundaron nuevas ciudades germanas en el este del mar Báltico, como es el caso de Danzig (Gdansk), Elbing (Elblag), Thorn (Toruń), Reval (Tallin), Riga y Dorpat (Tartu), todas ellas bajo la Constitución de Lübeck que remitía todos los asuntos legales al consejo municipal y la ley de Lübeck.
Al ocupar el noroeste de Polonia, Prusia se hizo con el control del 80 % del comercio exterior polaco, al dominar sus salidas al mar tomando los puertos de Elblag y Malbork: si bien el vital puerto de Gdánsk seguía bajo soberanía polaca, se había tornado en un enclave rodeado por territorio prusiano y el mar Báltico.
Ciudades como Danzig (hoy Gdansk), Kolberg (actual Kolobrzeg), Allenstein (hoy Olsztyn), Ratibor (hoy Raciborz), Elbing (actual Elblag), Marienwerder (hoy Kwidzyn), Stettin (actual Szczecin), y Königsberg (actual Kaliningrado) tuvieron su origen en el asentamiento de colonos alemanes llegados desde los territorios al oeste del Oder, y de hecho su propia constitución como ciudades tenía sustento en las normas del Derecho de Magdeburgo, conjunto de leyes de origen alemán que regulaban en detalle las obligaciones y derechos de los habitantes de cada centro urbano, así como la organización del municipio respectivo.
Juan Sobieski se mantuvo fiel a Juan II Casimiro. Entre Malbork y Elblag derrotó con 400 jinetes a seiscientos jinetes suecos. En 1655 Lituania se pasó voluntariamente al bando sueco pero el Kanato de Crimea, viendo el peligro que suponía tener cerca de sus fronteras una potencia militar como Suecia, decidió apoyar a la República de las Dos Naciones y Sobieski se puso al mando de los tártaros.
Sin embargo, las tribus prusianas se mostraron muy renuentes a sus prédicas cristianas. El 23 de abril de 997, los paganos le decapitaron cerca de Trusol (Elblag) y su cabeza fue empalada.