El Españoleto


Búsquedas relacionadas con El Españoleto: Diego Velázquez, Francisco de Zurbarán, Rivera

Españoleto, El

 
V. Ribera, José.
Ejemplos ?
Pusieron la mesa bajo la especie de porche abierto que sirve de vestíbulo a la hostería, y cuyos muros, encalados, estaban decorados con malas imitaciones que el posadero señalaba: Salvator Rosa, el Españoleto, el caballero Massimo, y otros nombres famosos de la escuela napolitana, que se creyó obligado a exaltar: —Venerable posadero —dijo Fabio—, no pierda el tiempo desplegando su elocuencia.
El Cardenal encontrándole después le motejó de ingrato; mas Ribera le hizo conocer que con sus agasajos su inclinación se viciaba, y su aplicación fallecía; y que él estimaba en mas las ventajas de su carrera que las comodidades del bien estar. Con un espíritu de este temple era difícil que el Españoleto no arribase á la altura en que se halló después.
En este espacio hay numerosas pinturas elaboradas en Europa así como copias de buena factura de los grandes maestros, cabe mencionar la presencia de algunas en particular: como la obra “Virgen con Santa Isabel, el Niño Jesús y San Juanito” de Giuseppe Molteni (1800-1867) gran maestro de la pintura romántica italiana; “San Jerónimo”, copia de José de Ribera (1591-1652) apodado “El Españoleto”; “San Juan Evangelista”, de Bernardino Gagliardi (1609-1660), pintor del barroco italiano nacido en Cittá di Castello; entre otras obras de grandes cualidades.
Uno es una reproducción del cuadro que hizo Murillo de la Inmaculada Concepción para poner en la Catedral de Sevilla. El otro es un cuadro de María Magdalena penitente, copia del que pintó José de Ribera, El Españoleto.
Sileno ebrio es un cuadro de José de Ribera, «El Españoleto», pintado al óleo sobre lienzo y con unas dimensiones de 185 x 228 cm.
en la sacristía, en el acceso de la pared izquierda del transepto derecho, un San Jerónimo atribuido José de Ribera, el Españoleto.
Es cierto sin disputa que Ribera nació en Xátiva en el Reyno de Valencia, y que los primeros elementos de la pintura los bebió en la escuela de Francisco de Rivalta: mas era muy niño todavía, quando el ansia de adelantar le conduxo á Italia y a Roma, en cuya Academia se aventajo tanto, que viéndole tan muchacho y tan aplicado, le pusieron el Españoleto : nombre que su talento ha inmortalizado, y con el que la posteridad le conoce.
El premio toma prestado el nombre de Traetta como símbolo de una multitud de compositores injustamente olvidados, tales como Leonardo Vinci, Pasquale Anfossi, Antonio Sacchini, Nicola Vaccaj, Leonardo Leo, Domenico Cimarosa o los españoles Vicente Martín y Soler, Domènec Terradellas, Fabián García Pacheco, Francisco Javier García Fajer (El españoleto) y Josep Duran.
rquímedes (o Demócrito según una designación más moderna) es un cuadro de José de Ribera, «El Españoleto», pintado al óleo sobre lienzo con unas dimensiones de 125 x 81 cm.
Su mayor antecedente lo encontramos incluso antes de Zurbarán, con El Greco (pre-barroco siglo XVI) Podemos distinguir dos etapas del Estilo Barroco, la primera llamada de la plenitud del realismo, tuvo entre sus mayores exponentes en España a Velázquez, Zurbarán y José de Ribera llamado el españoleto.
La Piedad es un cuadro de José de Ribera, «El Españoleto», pintado al óleo sobre lienzo y con unas dimensiones de 264 x 170 cm. Firmado y datado en 1637, actualmente se conserva en el Museo San Martino de Nápoles.
En 1797, siendo ya infante mayor es propuesto para ocupar una plaza de contralto en la Capilla musical de La Seo: Su primer maestro de música fue precisamente El Españoleto, Francisco Javier García Fajer, aunque también recibió lecciones de José Gil de Palomar, Maestro de Capilla de la Basílica del Pilar.