Dunquerque


Búsquedas relacionadas con Dunquerque: Calais, Lille
Traducciones

Dunquerque

SMDunkirk
Ejemplos ?
El 20 de julio, el secretario del rey, Pedro Coloma, firmaba una carta en que se notificaba a Oquendo que se le hacía merced del título de vizconde. Tocó la armada en La Coruña y allí se le unió la escuadra de Dunquerque, que era la mejor dotada y adiestrada.
A propuesta de Pedrayes se adoptó el círculo repetidor de Jean-Charles de Borda para la medición del arco de meridiano que va de Dunquerque a Barcelona y que había de servir de base para la división del cuadrante de la circunferencia terrestre en diez millones de partes, y una de éstas sería el metro, que en griego quiere decir medida.
Los nombres ilustres en este momento se incorporan al club fueron Hédoire Francis (ex Paris SG y RC Lens), Jean-Pierre Truqui (jugó en el Olympique de Marsella y US-Anzin Valenciennes), Joel Douillet y Eric Caes (ex US Noeux), Bronislaw Bula (ex Ruch Chorzów y FC Rouen), Bruno Zaremba (US-Anzin Valenciennes, FC Metz y USL Dunquerque), Zidzslaw Rozborski (jugó en el Widzew Lodz y Stade de Reims) y Jean-Marc Furlan (ex FC Girondins de Bordeaux, SC Bastia y Montpellier Hérault Sport Club).
En La Coruña se unieron las escuadras de: Lope de Hoces, con Tomás de Echaburu de almirante Galicia, con el general Andrés de Castro y el almirante Francisco Feijó Dunquerque con el general Miguel de Horna y el almirante Matías Rombau San José, con el general Francisco Sánchez Guadalupe.
Oquendo intentó conseguir pertrechos de guerra, informando de su presencia al embajador de España en Londres y al gobernador de los Países Bajos, consiguiendo así refuerzo de marineros y soldados desde Dunquerque.
El 27 de septiembre, aprovechando una espesa niebla, organizó un convoy con trece pataches y fragatas que acompañaron a cincuenta y seis embarcaciones costeras (la mayoría pesqueros venidos de Dunquerque), que llegó sin novedad a Flandes, pese a estar Tromp bloqueando la salida de la rada.
El 31 de agosto se hacen a la mar, dejando a los transportes ingleses navegar sueltos, lo que fue un error, ya que los holandeses apresaron al menos a tres, con mil setenta infantes. La vanguardia la formaba la escuadra de Dunquerque, como expertos del Canal.
Al anochecer, aprovechando la oscuridad, algunos españoles consiguieron desembarazarse de sus atacantes y, los que pudieron, se dirigieron a Mardique, a donde llegaron las naves de Oquendo, de Masibriadi y siete buques más de la Escuadra de Dunquerque.
En 1639 se formó en Cádiz una escuadra de 23 barcos y 1679 hombres de mar para operar contra Francia y Holanda al mando de Antonio de Oquendo. Zarpó hacia Flandes y se unió en La Coruña a la escuadra de Dunquerque.
El 5 de septiembre salió de este puerto con todas sus fuerzas, yendo Oquendo en vanguardia, en su galeón Santiago, seguido por dicha escuadra de Dunquerque.
Oquendo podría haber hecho lo mismo en los puertos amigos de Mardique (hoy Fort-Mardyck, diez kilómetros al oeste de Dunquerque) o Dunquerque, pero, dudando del calado de Mardique, donde pensaba que no podían entrar sus galeones grandes, dada la proximidad de la rada de Las Dunas —o de Los Bajíos (The Downs)— en la costa del condado de Kent, en Inglaterra, y considerando que los ingleses eran neutrales, decidió refugiarse allí, para intentar aprovisionarse y reparar sus barcos.
El cuerpo de su comandante, el Kapitänleutnant Dietrich von der Ropp, fue encontrado en la costa francesa, cerca de Dunquerque el 29 de octubre de 1939.