Dragut

Dragut (Darghüt)

 
(m. 1565) Corsario turco. Sirvió a las órdenes de Barbarroja y más tarde a las de Solimán.
Ejemplos ?
Unas décadas pasaron hasta que en 1556 otro corsario turco Dragut (Turgut), en el poder en Trípoli, atacó Túnez desde el este, entrando en Kairouan en 1558.
Tres años después, confirmada la alianza franco-otomana, la flota conjunta de Dragut y del príncipe de Salerno atacaría las costas de Nápoles, amenazando también Sicilia.
En 1551, Dragut y el almirante turco Sinán decidieron hacerse con Malta e invadieron la isla con unos 10.000 hombres. A los pocos días, Dragut detuvo el ataque y se trasladó a la vecina isla de Gozo, donde bombardeó la ciudadela durante varios días, hasta que finalmente el gobernador de los Caballeros en Gozo, Galatian de Sesse, considerando que la resistencia era inútil, rindió la ciudadela.
Cada 2 de agosto se conmemora el evento, al grito del aviso que dio el héroe local Joan Mas: Efectivamente, el corsario Dragut estaba empezando a ser una amenaza considerable para las naciones cristianas del Mediterráneo occidental, y la permanencia de la Orden de Malta en la isla era un obstáculo para sus propósitos.
Más tarde Túnez también perdió Trípoli (Trípoli, en la actual Libia), gobernado por otro corsario turco, el renegado Dragut o Turgut Reis (1551).
En 1543 y 1544 Khair ad Din, llamado Barbarroja, asoló la isla e hizo 4.000 prisioneros. En 1548 y 1552, Isquia, fue acosada por su sucesor Dragut Rais.
No obstante ser un periodo relativamente tranquilo, en 1559 Dragut era ya un problema de primer orden para las potencias cristianas, llegando a atacar las costas orientales de España, en connivencia con los moriscos.
Aunque avergonzada, la guarnición se mantuvo firme, rechazando numerosos asaltos del enemigo, prolongando hasta un mes la toma del fuerte. Dragut consiguió interrumpir la comunicación por el puerto, pero murió sin poder saborear la victoria.
Un ataque muy recordado es el de Turgut Reis —también conocido como Dragut — a Pollensa (Islas Baleares) en 1550, en el que los turcos salieron derrotados.
En 1550 dejó las riendas del virreinato a su hijo Fernando de Vega para partir hacia Mahdia (Túnez) con las galeras de Andrea Doria y del virrey de Nápoles Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga en una expedición de castigo contra Dragut, aunque éste consiguió escapar.
Un barco de los Lomellini capturó el corsario Dragut y el monopolio del comercio en Tabarka fue el rescate cobrado por su liberación.
Los ataques piratas del siglo XVI, y en concreto el sanguinario episodio del pirata Dragut, obligaron a la construcción de diversas torres de vigía para defender y avisar de los ataques berberiscos.