Ejemplos ?
Recibió el primer premio de Sociedad de escritores y Artistas de Cochabamba (1939, edición 1940). Donata Ari: Mujer campesina que trabaja de palliri en las minas, madre de tres hijos.
El 8 de julio de 1943, mediante una escritura, Juan José Carlos Jacinto Dardo Rocha vende a Bernardina Paula Venacia Celia Rocha y Jacinta Edelmira Haydeé Donata Rocha de Bond su tercera parte que tenía en el condominio existente.
Después de que Donata pierde a su esposo, la acompaña durante toda la obra. Juan Calle: Obrero minero, compañero de Donata a quien conoce en la mina “Buena Estrella”.
Por escritura otorgada el 15 de febrero de 1951, el gobierno de la provincia adquiere el inmueble que estaba en poder de Bernardina Paula Venacia Celia Rocha y Jacinta Edelmira Haydeé Donata Rocha de Bond.
Lo acompañaría hasta su exilio en Oruro y luego de vuelta en la mina “Bolivian Mines”. Sebastiana Ari: Madre de Donata, también trabaja de palliri y es viuda con tres hijos.
Anteriormente tuvo un romance con Josefina, pero ésta lo abandona y Juan se queda con Donata con quien tiene 2 hijos. Además es uno de los líderes de la huelga que inicia junto a sus compañeros Ontiveros, Paiti, Sunahua y Ajarachi en contra de los propietarios exigiendo aumento de salarios y mejores condiciones de vida.
Es puesto en la prisión de Oruro junto con sus amigos, y luego liberados teniendo que soportar la más cruel miseria en esa ciudad. Más tarde volvería a trabajar en las minas junto con Donata, Sebastiana, los tres niños y Juvenal Sunahua.
La chiesa, assieme all'annesso ospedale ed ospizio dei pellegrini, con vari possedimenti e beni venne donata il 20 agosto dell'850 all'Abbazia di San Colombano di Bobbio.
Fallecido Dardo Rocha y su esposa Paula Arana, por medio de una escritura de fecha 21 de abril de 1924, el edificio fue heredado por sus hijos: Jacinta Edelmira Haydeé Donata Rocha de Bond, Juan José Carlos Jacinto Dardo Rocha y Bernardina Paula Venacia Celia Rocha.
El Príncipe Segismundo de Prusia y la Princesa Carlota Inés de Sajonia-Altenburgo tuvieron, además del Príncipe Alfredo, una hija mayor que él, la princesa Bárbara de Prusia (2 de agosto de 1920 – 31 de mayo de 1994), casada con el duque Cristián Luis de Mecklemburgo-Schwerin y madre de dos hijas: Donata de Mecklemburgo -casada con Alexander von Solodkoff y madre de tres hijos- y Edwina de Mecklenburgo -casada con Konrad von Posern y padres de tres hijos-.
Junto a San Eutiquio (Euticius), Vitorino y sus hermanas Flavia, Donata, Firmata el diácono, Fausto, y otros treinta cristianos, han sido venerados como mártires por la iglesia católica.
El mismo aventurero, Marco, se casó con Donata Badoer, también perteneciente a una familia noble, aunque perdiendo su posición al casarse con el célebre veneciano.