Don Benito

Don Benito

 
Mun. de la prov. española de Badajoz, cab. de p. j.; 31 367 h. Núcleo agrícola y ganadero de la comarca de La Serena. Ind. textil, metalúrgica y alimentaria.
Ejemplos ?
Nos ilumina don Benito Juárez, cuando respetamos en los demás pueblos el derecho de gobernarse, tanto como exigimos que se respete en nosotros.
RAMÓN Señor cura: hemos venido a pedirle a Marcos que nos escriba una solicitud para el Gobierno pidiéndole Justicia. DON BENITO (Fingiendo asombro.) ¡Justicia!
Hay una familia que viene desde la época de don Benito Juárez, vendiendo terrenos, les digo el nombre, era el Secretario de Hacienda de don Benito Juárez; después Carmelita Rubio, que era la Nuncio Apostólico de esa época, y los Homero, que tienen terrenos por todas partes y que nunca respetan las leyes referentes a los fraccionamientos.
MARCOS La misma historia de siempre: hemos de sudar para el amo y hemos de tener mujer para el amo. (Escupe con rabia.) DON BENITO (Fingiendo asombro.) ¿Pero es posible eso?
Me explico los arrebatos entusiastas del éxito. Don Benito Pérez Galdós tuvo el talento y la fortuna de acertar con el momento sociológico para el estreno de Electra.
Aquí en México, funge como espíritu familiar, en la mayoría de los centros, el Benemérito de la Patria Lic. Don Benito Juárez, y da pena ver que esa gran lumbrera, que dirigió tan sabiamente los destinos de este país, se vea encargado de buscar objetos perdidos.
ESCENA SEGUNDA JUAN, MARTA, DON BENITO, DON JULIÁN, UN OFICIAL Y SOLDADOS ACTO SEGUNDO El interior de un jacal sin más mobiliario que toscos trozos de madera y piedras que sirven de asientos; un metate colocado al lado de un hogar apagado, compuesto de tres piedras sobre las que descansa una olla ahumada.
imposible, imposible. La prueba de que todo aquello era para ricos, muy caro, estaba en lo rico que se había hecho don Benito; tenía ya millones...
ESCENA ÚNICA ROSA Y MARCOS, DESPUES RAMÓN Y TERESA; PEONES PRIMERO, SEGUNDO, TERCERO, CUARTO Y QUINTO; HOMBRES, MUJERES, ANCIANOS Y NIÑOS DE LA CLASE TRABAJADORA; DON BENITO, OFICIAL Y SOLDADOS.
ROSA (Sin convicción.) Esa ha sido nuestra falta: que nos hemos levantado en aras para derribar un gobierno y poner otro en su lugar, en vez de levantarnos para arrebatar la riqueza de las manos de los ricos. (Llaman a la puerta; todos se miran asombrados.) MARCOS ¿Quién es? DON BENITO (Desde afuera) Abrid, hijos míos.
(Rosa se apresura a abrir la puerta.) DON BENITO (Entra haciendo caravanas a derecha e izquierda.) (Con unción.) Buenas noches, hijos míos.
A continuación se leyó una representación del Procurador General, denunciando la internación que don Benito Coros había hecho con el edificio del molino que compró al convento de San Agustín, en tierras correspondientes a la ciudad, pidiendo al mismo tiempo que don Luis de Santa María, como Director de obras públicas, practicase el debido reconocimiento y diese cuenta al Cuerpo para que expidiese las providencias que conviniesen.