Demetrio

Demetrio

 
Nombre de varios reyes de Macedonia.
Demetrio I, Poliorcetes (Demetrios ho Paliorketes) (336-283 a C) Rey de Macedonia en 294-288 a C. Consiguió Atenas y derrotó a la flota de Tolomeo.
Demetrio II (Demetrios ho Aitolidos) (276-229 a C) Rey de Macedonia en 239-229 a C. Luchó contra la Liga Aquea.

Demetrio

 
Nombre de varios reyes de Siria.
Demetrio I, Soter (Demetrios Soter) (187-150 a C) Rey de Siria en 162-150 a C. Derrotó a los macabeos y liberó a los babilonios.
Demetrio II, Nicator (Demetrios Nicator) (161-125 a C) Rey de Siria en 144-125 a C. Fue derrotado por los partos y asesinado por Alejandro Zebina.
Demetrio III, el Afortunado (Demetrios Eúkairos) (m. 88 a C) Rey de Siria 95-88 a C. Fue hecho prisionero y asesinado por los partos.
Traducciones

Demetrio

Demetrio
Ejemplos ?
Manuel Aurelio Fuentes En el tomo primero de una de las series de Papeles varios de la Biblioteca de Lima, encuéntrase un alegato o relación de méritos que desde Cádiz, y con fecha 6 de abril de 1810, elevó a su majestad D. Demetrio O'Higgins, gobernador intendente de Guamanga.
Ateniéndonos a ese documento, fue D. Demetrio nacido en Irlanda, hijo de los condes de Coolabin y descendiente, por línea recta, de Muradach XVI, rey de la fértil Erin.
Fallecido el intendente de Guamanga, Méndez de Escalada, fue en 22 de octubre de 1799 nombrado D. Demetrio para sucederle, y consta de su ya citada relación de méritos que fue muy justiciero, que se condujo con celo y desinterés, que hizo construir puentes, abrir caminos reparar iglesias y otras obras de reconocida utilidad para Guamanga.
Fue casado D. Demetrio con una bellísima limeña, doña Mariana Echevarría, la misma que, en segundas nupcias, casó con el infortunado marqués de Torre-Tagle.
Doña Mariana acompañó a su esposo, cuando éste se encerró con Rodil en el Real Felipe del Callao, muriendo ambos en 1825, víctimas de la epidemia que se desarrolló en la plaza sitiada. Volviendo a D. Demetrio, cuando regresó a Europa en 1808 hízolo en compañía de D.
Tres meses llevaba ya de residencia en Guamanga el gobernador intendente D. Demetrio O'Higgins, cuando llegó el miércoles de ceniza del año 1880.
Contribuía a fortificar tal recelo la circunstancia de que aunque D. Demetrio no faltaba a sermón ni a misa, sobre todo en los días de precepto, era poco festejador con la gente de iglesia.
-murmuraba el vendedor de bulas, que fue probablemente quien en 1804 denunció a D. Demetrio O'Higgins ante el Santo Oficio de Lima, como lector de obras prohibidas.
-¡Acabáramos, señor mío! -contestó D. Demetrio poniéndose de hinojos. El cura pronunció pausadamente el memento homo, y dibujó con mucha limpieza una cruz de a pulgada larga sobre la frente del irlandés.
Terminada la ceremonia, dijo el párroco: -Ahora levántese useñoría. D. Demetrio se puso de pie y preguntó: ¿No tenemos más que hacer?
Lárguense ustedes con Dios, que el servicio del rey me espera. Desde ese día fue D. Demetrio O'Higgins el más popular de los gobernadores intendentes que tuvo Guamanga.
Las brutales persecuciones de Demetrio Soter, después de la funesta batalla y de la heroica y gloriosísima muerte de los Macabeos, movieron a mi familia a emigrar a España.