Danubio

Danubio (al., Donau; húngaro, Duna; serbocroata y búl., Dunav; rumano, Dunărea; ruso, Dunay)

 
Segundo río de Europa en longitud, después del Volga. Nace en la Selva Negra alemana, pasa por Viena, Budapest y Belgrado y desemboca en el mar Negro, formando un amplio delta. Sus principales afluentes son el Drava, el Sava, el Tisza y el Prut. Es navegable desde Ulm; 2 860 km.
Traducciones

Danubio

Danube

Danubio

Danube

Danubio

SMDanube
Ejemplos ?
El resto de la flotilla del Danubio se agrupará en uno de los puertos del Danubio que será designado más adelante por el comandante en jefe, donde será desarmada.
n las fértiles orillas del azul y caudaloso Danubio, no muy lejos de la gran ciudad de Viena, vivía, hace ya cerca de medio siglo, la Condesa viuda de Liebestein, nobilísima y fecundísima señora.
Pero si estáis seguro de que mi sueño no carece de fundamento, respondedme, decidme quien sois, venid a mí y mostraos. A orillas del azul y caudaloso Danubio, en el castillo de Liebestein, os espera POLDY».
El ánimo llega con la paciencia a despreciar el poder de los males; y si quisieres saber lo que él podía obrar en nosotros, considera las naciones donde ha puesto sus límites la paz romana: quiero decir los alemanes, y las demás gentes que andan vagantes en las riberas del Danubio, siempre los oprime un perpetuo invierno y un anublado cielo: y sustentándolos escasamente el estéril suelo, y defiéndense por las lluvias en chozas cubiertas de ramas y hojas; bailan sobre las lagunas endurecidas con el hielo, y para sustentarse cazan las fieras.
Los valientes de luciente acero armados, los granaderos invictos, los belígeros caballos, los atronadores bronces y los caudillos bizarros, que las elevadas crestas de Mont-Cení y San Bernardo camino fácil hicieron, que las ondas humillaron del Vístula y del Danubio, del Mosa, del Rhin y el Arno, no pueden la mansa cuesta trepar del collado manso de Bailén, ni al pobre arroyo del Herrumbrar hallar vado.
Conocía con experiencia cuánto sudor le habían costado aquellos bienes, que en todas partes resplandecen, y cuánta parte de encubiertas congojas encierran, habiéndose hallado forzado a pelear primero con sus ciudadanos, después con sus compañeros, y últimamente con sus deudos, en que derramando sangre en mar y tierra, acosado por Macedonia, Sicilia, Egipto, Siria y Asia, y casi por todas las demás provincias del orbe, pasó a batallas externas los ejércitos cansados de mortandad romana, mientras pacifica los Alpes, y doma los enemigos mezclados en la paz y en el Imperio; y mientras ensancha los términos pasándolos del Reno, Eúfrates y Danubio...
Su piel blanquísima, ahora muy pálida, le hacía adquirir un aire volátil que la llenaba de voluptuosidad, sobre todo cuando caminaba y el aire movía su cuidada cabellera de Sulamita, negra como las alas de cuervo. Y sus ojos, tan azules como el Danubio, le daban un aspecto gatuno y provocador.
Y en cuanto a Poldy, unos aseguran que se ahogó bañándose, y dan otros por cierto que, de propósito y movida por la desesperación, se arrojó desde una barca en la vaguada o centro mismo de la corriente del Danubio, y hasta añaden que con una gruesa piedra atada al cuello, para hundirse en el fondo, para que nadie pudiera salvarla y para que no resurgiese y se encontrase su cadáver.
En fin al gran Danubio s’encomienda; por él suelta la rienda a su navío, que con poco desvío de la tierra entre una y otra sierra el agua hiende.
El río sin tardanza parecía qu’el agua disponía al gran viaje; allanaba el pasaje y la corriente para que fácilmente aquella armada, que habia de ser guïada por su mano, en el remar liviano y dulce viese cuánto el Danubio fuese favorable.
44 Del agua del Tanais contra mediodía fasta Danubio vi Çisia la baxa e toda Alemaña, que es una grant caxa, con los pueblos dacos su tierra muy fría; e fasta los Alpes se ya paresçía Reçia, Germanía la superior, Mesia, Panonia e, para mejor, todas las partes del reino de Ungría.
a Germania, en conjunto, está separada de las Galias, las Retias y las Panonias por el Rin y el Danubio; de los sármatas y dacios por los montes y por el miedo que se tienen los unos a los otros.