Dámaso Alonso


Búsquedas relacionadas con Dámaso Alonso: Vicente Aleixandre, Gerardo Diego, Luis Cernuda

Alonso, Dámaso

 
(1898-1990) Crítico literario, filólogo y poeta español perteneciente a la generación del 27. Fue director de la Real Academia Española desde 1968 hasta 1982. Premio Cervantes en 1978. Gran crítico literario: mediante geniales intuiciones llega a la esencia misma de la obra. La lengua poética de Góngora (1935) le valió el Premio Nacional de Literatura. Como poeta escribió Hijos de la ira (1944). En 1972 se publicó el primer tomo de sus Obras completas, y en 1981 un nuevo libro de poemas: Gozos de la vista.
Ejemplos ?
Pero sí se detecta el betacismo en el aragonés, en el asturiano, en el gallego y en dialectos del catalán. Dámaso Alonso prefiere entender el fenómeno no como vasco, sino de un hipotético substrato del norte de España, mientras que Martinet lo considera de origen vasco y que luego el castellano habría difundido este rasgo.
No obstante, Alarcos prestó atención a multitud de literatos con una crítica de sublime y deliciosa prosa y prueba de ello es una recopilación de sus estudios sobre poesía española contemporánea que salió bajo los auspicios de la editorial Cátedra con el título Eternidad en vilo y que va desde Jorge Guillén a Dámaso Alonso pasando por Gerardo Diego, José Hierro o José Agustín Goytisolo, además de unos primeros capítulos más teóricos dedicados a «Fonología expresiva y poesía», «Secuencia sintáctica y secuencia rítmica» o «Poesía y estratos de la lengua».
Inició sus estudios universitarios en Valladolid, donde su padre era catedrático; los continuó en Madrid, donde tuvo como maestro a Dámaso Alonso y por cuya universidad se doctoró en Filología Románica en 1947.
Rubén Darío, Miguel de Unamuno, los hermanos Antonio y Manuel Machado, Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso y otros lo han considerado como figura fundacional, descubridora de nuevos mundos para la sensibilidad y la forma expresiva.
Además conoce a otras figuras literarias como Dámaso Alonso, Francisco Maldonado, Carlos Bousoño o Francisco Javier Sánchez Cantón A los dieciocho años publica su primer poemario, Mara, que obtuvo una favorable acogida por la crítica de la época y recibió las alabanzas de poetas consagrados como Vicente Aleixandre o el propio Juan Ramón, que afirma: "Hay una muchacha, Pilar Paz Pasamar, que ha escrito un poema excelente, magnífico, sobre Dios...
Hendrix señaló además a Byron, y Dámaso Alonso a Alfred de Musset; también al conde Anastasius Grün, y a sus amigos poetas españoles, en especial Augusto Ferrán.
Se destacó por la riqueza expresiva de sus versos ejemplificados por Dámaso Alonso en la égloga II, perfecta imbricación de recursos técnicos para acercar al lector a la comprensión en plenitud del lenguaje poético.
1942: en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno de Vichy y el de Inglaterra firman un armisticio por el que Madagascar pasa a manos de los aliados. 1944: en Madrid se publica Hijos de la ira, de Dámaso Alonso.
Publicada en 1662, es una apasionada defensa del gran poeta cordobés contra los ataques del portugués Manuel de Faría y Sousa, pero también un ejercicio de estilo y la aplicación, al análisis de los versos gongorinos, de ideas avanzadas para su época y, en algún caso, próximas a las de la estilística del siglo XX, como lo remarca Dámaso Alonso.
Entre los escritores y obras de los que admite sentirse cerca se encuentran la prosa de Pío Baroja y Josep Pla o de los norteamericanos Bukowski, Carver, Fante y Shepard, además de la novela negra en general con Raymond Chandler en cabeza pero también Hammett, Cain, Macdonald y otros, así como la poesía en nuestro idioma de "Espronceda, Rubén Darío, los Machado (más Manuel, creo), el Dámaso Alonso de Poemillas de la ciudad, Ángel González, Jaime Gil de Biedma, Félix Grande, Antonio Martínez Sarrión, Luis Alberto de Cuenca, Abelardo Linares, Javier Salvago y Roger Wolfe".
357 Estos calificaron como "hecho sobremanera grave" la "discriminación académica del cuerpo docente" en una carta de 1960 firmada por Aranguren, Laín Entralgo, Terán, Dámaso Alonso y otros.
Se trata de doce renglones en los que se lee lo siguiente: (Escucharlo en pronunciación restituida) Dámaso Alonso denominó a esta oración «el primer vagido de la lengua española».