Década ominosa

Década ominosa

 
hist. Período de gobierno absoluto de Fernando VII, intermedio entre la intervención francesa de los Cien Mil Hijos de San Luis (1823) y la muerte del rey (1833). Se caracterizó por la persecución de que fueron objeto los liberales.
Ejemplos ?
Participó en la rebelión que dio lugar al Trienio liberal en Cabezas de San Juan, siendo teniente coronel. Defensor de posturas liberales durante el Trienio, estuvo exiliado durante la Década Ominosa.
Tabla cronológica de reinos de España Sexenio Absolutista Trienio Liberal Década Ominosa Cien Mil Hijos de San Luis Juicio de Napoleón sobre
La muy reciente muerte de Fernando VII tras la Década Ominosa deja un estado débil y lleno de conflictos, acontecen los primeros brotes durante la que sería la primera Guerra Carlista que se desarrollaba en el norte de España.
e conoce como trienio liberal o trienio constitucional al periodo de la historia contemporánea de España que transcurre entre 1820 y 1823; que constituye el periodo español de revoluciones de 1820, y que es intermedio de los tres periodos en que se divide el reinado de Fernando VII: posterior al sexenio absolutista y anterior a la década ominosa.
En España es la Constitución de 1812, aunque con ciertos paréntesis como el de la Década Ominosa, la que promulga la abolición definitiva de los Señoríos territoriales.
La ciudad resistió un largo asedio que se terminó por un pacto: se rendiría la plaza y se liberaría al Rey pero éste aceptaría la Constitución de 1812. Así se hizo pero, apenas liberado, el rey Fernando volvió al absolutismo, dando paso a la Década Ominosa.
En lo que quedó del Imperio, la Guerra de la Independencia fue seguida por una monarquía absoluta (década ominosa), conflictos dinásticos, levantamientos absolutistas, pronunciamientos liberales y luchas por el poder entre facciones liberales que sólo permitieron ciertos periodos lo bastante estables para el desarrollo de una política exterior activa.
Gregorio García Tabernero pudo salvar su vida, a pesar de la represión desencadenada por la reacción absolutista, pero sufrió persecuciones durante toda la Década Ominosa (1823-1833), unos años que él mismo no dudo en calificar de aciagos.
Durante los años siguientes (Década Ominosa) se mantuvo en sus posicionamientos realistas, y después del fallecimiento de Fernando VII abrazó la causa carlista, por lo que fue vigilado estrechamente por las autoridades.
Aunque en 1826, durante la década ominosa, denunció una conspiración liberal que estaba siendo organizada en Londres por unos «traidores» dirigidos por el general exiliado Espoz y Mina para derribar la monarquía absoluta de Fernando VII, tras la muerte de éste Espartero siempre fue partidario del liberalismo frente al absolutismo.
Durante la Década Ominosa en España (1823-1833) vuelve a instaurarse un régimen absolutista, y quedan suspendidas todas las publicaciones periódicas, las universidades cerradas y la mayoría de las principales figuras literarias y políticas en el exilio; el principal núcleo cultural español se sitúa, sobre todo, en Gran Bretaña y Francia.
Así como en el Trienio Liberal (1820-1823) se produjo la escisión de los liberales entre "moderados" y "exaltados", durante la segunda restauración absolutista -conocida por los liberales como la "Década ominosa" (1823-1833) y que constituye el último periodo del reinado de Fernando VII- fueron los absolutistas los que se dividieron entre absolutistas "reformistas" -partidarios de "suavizar" el absolutismo siguiendo las advertencias de la Santa Alianza...