Corpus Iuris Canonici

Corpus Iuris Canonici

 
der. can. Nombre que desde el s. XVI se da al conjunto de textos canónicos formado por las Decretales de Gregorio IX, el Sexto de las Decretales, las Decretales Clementinas y el Decreto de Graciano, al cual se agregaron posteriormente las Extravagantes de Juan XXII y las Extravagantes comunes.
Ejemplos ?
1234, Rex Pacificus, de Gregorio IX, por la que se promulga el Liber extra, también llamado Decretales de Gregorio IX, como compilación del Corpus Iuris Canonici, de carácter exclusivo y excluyente.
1298, Sacrodanctae Romanae, de Bonifacio VIII, por la que se promulgaba el Liber sextus del Corpus Iuris Canonici, que se adhería a las Decretales de Gregorio IX.
Este proceso tuvo un gran éxito, ya que, con la idea de un nuevo cuerpo normativo, apareció la tendencia a unificar las leyes de cada reino de Europa, gracias a los conceptos básicos del Corpus Iuris Civilis. Derecho romano Código Teodosiano Digesto Ley de citas Ley de las XII Tablas Corpus Iuris Canonici
Las extravagantes communes también fueron publicadas por Chappuis como editor con 70 decretales (en la segunda edición de 1503 se aumentó a 74) de los Papas desde Urbano IV hasta Sixto IV. Estas dos publicaciones fueron incluidas luego en el Corpus Iuris Canonici.
Existe una edición crítica de este corpus elaborada por Emil Friedberg, Corpus iuris canonici. Aemilii Ludovici Richteri curas ad librorum manu scriptorum et editionis romanae fidem recognovit et adnotatione critica instruxit Aemilius Friedberg, Leipzig 1881.
Sustituir en la liturgia el latín por las lenguas vulgares. Subdividir el Corpus Iuris Canonici Tomar medidas contra la marcada ignorancia del clero.
Se elaboraron diecisiete cánones, de los que dieciséis se incluyen en el Decreto de Graciano (Decretum Gratiani o Concordia discordantium canonum, también conocido en español como "Concordancia de las Discordancias de los Cánones", "Armonía de los Cánones Discordantes" o "Concordia de los Cánones Discordantes"); que sería recopilado en el siglo XII por el jurista Graciano, y se han convertido en parte del cuerpo del Derecho canónico de la Iglesia Católica, el Corpus Iuris Canonici.
Su obra principal, titulada Institutiones iuris canonici (Venecia, Comin da Trino, 1563), fue reeditada unas cuarenta veces hasta 1770, tanto en su versión monográfica como en forma de anexo al Corpus iuris canonici (recopilación del derecho canónico desde sus orígenes hasta el siglo XV).
Durante la Baja Edad Media se denominó así al Derecho formado por el Corpus Iuris Civilis (Derecho romano justinianeo), el Corpus Iuris Canonici (Derecho canónico) y la labor de los juristas sobre éstos cuerpos jurídicos (escuela de glosadores y comentaristas).
Entre otras decisiones canónicas completó el Corpus Iuris Canonici con la publicación de una colección de decretales conocida como Liber Clementarium y fundó las universidades de Perugia y Orleans.
Clérigo barcelonés y miembro de la orden religiosa de los dominicos, sus acciones más destacadas son la compilación de las Decretales de Gregorio IX (Corpus Iuris Canonici) y la introducción de la Inquisición en el Reino de Aragón.
No es hasta el año 1518 cuando podemos considerar que se comienzan a impartir los estudios de Derecho quedando éstos repartidos en una Facultad de Cánones, compuesta por tres cátedras, en las que se explicaba el Corpus iuris canonici (Decretum y Decretales), y una Facultad de Leyes, con tres cátedras igualmente, donde, además de Retórica, se explicaba el Corpus iuris civilis (Instituta, Codex y Digesta).