Cornelio Nepote


Búsquedas relacionadas con Cornelio Nepote: Cesare, Polibio

Cornelio Nepote (Cornelius Nepos)

 
(s. I a C) Historiador romano. Autor de Los varones ilustres.

Nepote, Cornelio

 
Ejemplos ?
Durante mucho tiempo se atribuyó a Cornelio Nepote, y se decía que lo había dedicado al historiador Salustio; pero el lenguaje del libro es muy posterior al de la época de Nepote, y tal vez haya que datarlo en el s.
C.), Timoteo, Ifícrates y Menesteo dirigieron la flota junto a Cares; según Diodoro Sículo, Cares quería luchar directamente con el enemigo, pero los otros tres generales se opusieron y Cares los acusó de traición; Cornelio Nepote dice que Cares se arriesgó a la batalla imprudentemente y, al ser derrotado, para salvarse echó la culpa a los otros generales, que no lo habrían apoyado; Ifícrates y Menesteo fueron encausados a instancia de Aristofón, pero fueron absueltos; sin embargo, Timoteo, fue depuesto del cargo de estratego, encausado y condenado a pagar una multa de cien talentos; se le acusaba de haber recibido sobornos de Quíos y Rodas y al parecer confesó que era cierto.
En el mismo año, Alcibíades eligió a Adimanto y Trasíbulo «como colegas», Cornelio Nepote, Vida de Alcibíades 7.1 y zarparon de Samos con una flota rumbo a Cime, ciudad a la que atacaron y como no consiguieron conquistarla, devastaron su territorio.
Editó las obras de sus amigos, entre los que se encontraba Cicerón, y fue el editor romano más antiguo que se conoce. Su biografía fue escrita por Cornelio Nepote.
63-66; vi.2.11 y ss. Cornelio Nepote: Sobre los hombres ilustres (De viris illustribus), Libro III: De los más destacados generales de los pueblos extranjeros (De excellentibus ducibus exterarum gentium).
Se dejó morir de hambre para sustraerse a los dolores de una enfermedad muy grave, alegando que si alimentaba su cuerpo haría lo mismo con la enfermedad. Cornelio Nepote: Ático..
C., aquejado de una grave enfermedad. Según Cornelio Nepote, amigo y biógrafo de Ático, esta decisión provocó gran pesar a Agripa.
De esta manera, las versiones de Sanhueza buscan demostrar la vigencia del autor latino en el siglo XXI,y tal como él dice: "busco dar cuenta del oficio del poeta veronés como renovador formal de la poesía latina y exponente de un subjetivismo semejante al que exponemos hoy." Leonardo Sanhueza acuña el título Leseras rescatando uno de los espacios del primer poema, dedicado a Cornelio Nepote, donde Catulo, califica a sus escritos como «nugae» cosas sin importancia, lo que en Chile se traduce a “leseras”.
Estas divergencias suelen explicarse con el argumento de que el texto del periplo conservado es solamente una de las varias versiones que había sobre el viaje y que por tanto autores como Plinio y Pomponio Mela obtuvieron su información de otras fuentes, a través de una cadena de transmisores que incluiría autores como Varrón y Cornelio Nepote.
Sus ediciones principales son: Horacio (1561); Lucrecio (1564), de la que se ve un prefacio en la edición de Hugh Andrew Johnstone Munro; Cicerón (1566); Cornelio Nepote (1569); Demóstenes (1570), completando la obra inconclusa de Guillaume Morel, y Plauto (1576).
Entre otras fuentes, el poeta Simónides, casi contemporáneo de los hechos, contabiliza la fuerza de campaña en 200.000 soldados. Un escritor más tardío, el romano Cornelio Nepote estima las cifras en 200.000 infantes y 10.000 jinetes.
Cornelio Nepote, Milcíades, 4 Plutarco y Pausanias cifran a los persas en 300.000, el mismo número que menciona la Suda. Platón y Lisias afirman que fueron 500.000, y Marco Juniano Justino asciende esa cifra hasta 600.000.