conversaciones

Traducciones

conversaciones

talks
Conversaciones   
Ejemplos ?
Por esto excluyó al elocuente, y a Stcatilio, epicúreo, y a Favonio, por el temor filósofo que habían mostrado en las conversaciones familiares.
Procura que frecuentemente te ocurra la memoria de tu hermano para celebrarle en las conversaciones y para tenerle presente con la continua recordación.
El murmullo que producían las diversas conversaciones se agrandaban en estruendoso impulso, como si hubiera deseado desgarrar los techos y escapar hasta los cielos en súplica dolorida, en sollozante desconsuelo, en lastimero ruego...
"Los romanos inviaron embajadores a Antíoco, para que debajo del color de la embajada reconociesen los ejércitos y aparato del rey, y procurasen mitigar el odio de Aníbal contra los romanos, o con la caricia de frecuentes visitas y conversaciones con él le hiciesen sospechoso y aborrecible con Antíoco." Lo que mañosamente ejecutaron, como se lee en el mismo capítulo, alabándole repetidamente sus grandes hazañas: Quorum sermone laetus, saepius cupidiusque cum legatis colloquebatur, ignarus quod familiaritate Romana, odium sibi apud regem crearet.
Naturalmente mucho de lo que mueve sus acciones y sus conversaciones se encuentra “inspirado” en lo que esa verdadera escuela paralela, como la denominó desde 1976 el estudioso francés Luis Porcher, les “enseña”.
El chico ha de pensar y hablar lo que interese al grupo social donde se desenvuelva y así ha de prepararse para ser competente en los usos donde el lenguaje intervenga: conversaciones, discusiones, debates, informes, minutas, resúmenes, foros, seminarios, congresos, periodismo, goce literario y artístico, entre otros; el educando no puede permanecer indiferente ante el mundo cambiante que le rodea y su intervención reflexiva y creativa se hace necesaria.
A pesar de algún desacuerdo por el año cuarenta, en el que una labor nuestra concreta fue objeto de cierta crítica que entendí infundada, destinada en el fondo a otra persona y que no se originó en Ferreiro, integrante y luego presidente del Archivo Artigas, mantuvimos con él una cordial relación ininterrumpida y aún más estrecha, cuando siendo el director de Enseñanza Primaria (1959 – 63), me designó para integrar uno de los tribunales decisorios sobre qué maestros titulados se hallaban capacitados para ingresar al servicio. Tuve entonces oportunidad de reanudar nuestro trato en sustanciosas conversaciones, que quedaron inconclusas.
Asimismo, de los amigos que tenía, excluyó en esta determinación Marco Bruto a Statilio, epicúreo, y a Favonio, imitador de Catón, por haber hecho en las disputas y conversaciones experiencias de su sentir.
-Pues bien: ¡guárdese usted su agradecimiento, que yo, gracias a Dios, para nada lo necesito! Y, sobre todo, hágame el favor de no volver a sacarme estas conversaciones...
De esto se deduce que la inmortalidad es también un objetivo del amor. »Tales fueron las enseñanzas que me dio Diotime en nuestras conversaciones acerca del amor.
Sobre los mismo, siendo consultado Julio Greci (padre de Agrícola) bar´n egregio, que pensaba, respondió:, como si le hubieran preguntado sobre un gladiador de los que luchan en carro. Me tirará en cara estas conversaciones sin substancia que mejor olvidar que no de vender la filosofía.
Sobre el rojo de las butacas destacábanse en el patio las cabezas descubiertas o las torres de lazos, flores y tules, inmóviles, sin que las aproximara el cuchicheo ni el fastidio; en los palcos silencio absoluto; nada de tertulias y conversaciones a media voz; arriba, en el infierno de la filarmonía rabiosa, llamado irónicamente paraíso, el entusiasmo se escapaba prolongado y ruidoso, como un inmenso suspiro de satisfacción, cada vez que sonaba la voz de la tiple, dulce, poderosa y robusta.