Constantino I

Constantino I (Constantinus)

 
(m. 715) Papa en 708-15, de origen sirio. Combatió a los monotelitas.
Ejemplos ?
Es llamado el «siglo de los Padres de la Iglesia». 306-337: Constantino I el Grande, finaliza la persecución de los cristianos y establece Bizancio como nueva capital del imperio.
Basilio Magno (330-379): santo y obispo de Cesarea. Constantino I el Grande (272-337): emperador romano, conocido por ser el primer emperador romano cristiano.
Magno Clemente Máximo (355/340-388): emperador usurpador romano. Osio de Córdoba (256-357): obispo de Córdoba y consejero del emperador Constantino I el Grande.
Tras la abdicación de Diocleciano el sistema perdió su vigencia y se abrió un período de guerras civiles que no concluyó hasta el año 324, cuando Constantino I el Grande unificó ambas partes del Imperio.
325: Constantino I llama al Primer Concilio de Nicea para establecer la nueva religión del imperio y reunificar a la Iglesia católica.
Tras 3 días de pillaje y destrucción de importantes obras de arte, por primera vez desde su fundación por Constantino I, más de 800 años antes, la ciudad había sido tomada por un ejército extranjero, dando origen al efímero Imperio latino (1204-1261).
En la primera parte del siglo, el emperador Constantino I reunificó el Imperio Romano de Occidente y el Imperio Romano de Oriente, y estableció una única capital, eligiendo el sitio de Bizancio en 330 para construir la ciudad de Nea Roma (Nueva Roma), más adelante retitulada Constantinopla en honor a él.
Los soldados romanos estacionados en Egipto se acostumbraron a la semana pagana de siete días y poco a poco la introdujeron en su país, reemplazando la semana oficial de ocho días (octaviano, César Augusto) y los siguientes gobernantes romanos toleraron esta práctica, que se oficializó con Constantino I el Grande en 321 de nuestra era.
Los soldados romanos estacionados en Egipto se acostumbraron a la semana pagana de siete días y poco a poco la introdujeron en su país, reemplazando la semana oficial de ocho días (octaviano, César Augusto) y los siguientes gobernantes romanos toleraron esta práctica, que se oficializó con Constantino I el Grande en el año 321 de nuestra era.
En el año 321, el emperador Constantino I el Grande implantó la semana de siete días, copiada del calendario lunar de los mesopotámicos, los cuales establecieron la semana de siete días basándose en los planetas (incluidos el sol y la luna) que se podían observar desde la tierra: domingo, lunes, martes, miércoles, jueves, viernes y sábado.
A fines del siglo IV el cristianismo se transformó en la religión oficial del Imperio romano, por decisión de Teodosio I el Grande. El emperador Constantino I fue, como los emperadores antes que él, el sacerdote superior del mitraísmo.
La creencia popular dice que Constantino I era cristiano, sin embargo, nunca repudió oficialmente su posición de alto sacerdote de Mitra Sol Invictus públicamente, y su única "conversión" conocida fue moribundo en su cama (como se dijo luego por Padres de la Iglesia cristiana posteriores), lo cual es imposible de verificar.