Ejemplos ?
Las fuentes históricas confirman la existencia de este castillo (nombrado "castrum Sculcule") durante la batalla de Tagliacozzo en 1268 entre Conradino de Hohenstaufen y Carlos de Anjou.
El año precedente, 1249, Guillermo, Rey de Romanos, dio la expectativa del Landgraviato de la Baja Alsacia al Conde Emich, quien se había casado con la viuda del difunto Landgrave, para el caso que su hijo muriese sin heredero legítimo. Conradino, Rey de Sicilia, último Duque de Alsacia y Suabia, acordándose que los Condes de Werd, padre y abuelo de Heinrich Sigebert, habían sido enemigos de su Casa, dio, el año 1260, en feudo a Ludwig von Lichtenberg, el Landgraviato, que suponía dependiente de su Ducado; aunque esta concesión no tuvo ningún efecto.
Junto con su hermano, Luis también ayudó a su joven sobrino Conradino de Hohenstaufen en su ducado de Suabia, pero no fue posible hacer cumplir la elección de Conradino como rey alemán.
Como resultado de su apoyo a los Hohenstaufen, Luis fue prohibido por el Papa en 1266. En 1267, cuando su sobrino cruzó los Alpes con un ejército, Luis acompañó a Conradino sólo a Verona.
Después de la muerte de Conradino de Hohenstaufen en 1268, se convirtió en el heredero legítimo de los Hohenstaufen, y reclamó el Reino de Sicilia, tomando brevemente los títulos de rey de Jerusalén y Sicilia y duque de Suabia.
El 29 de octubre de 1268, su primo Conradino de Hohenstaufen, rey titular de Jerusalén y último representante de la rama principal de la familia real de este reino, murió decapitado por Carlos de Anjou en Nápoles.
(Aunque no era descendiente de los reyes de Jerusalén, su abuelo Federico II Hohenstaufen, había reclamado el reino para sí mismo. Suabia, empeñado por Conradino antes de su última expedición, se estaba desintegrando como unidad territorial.
Se casó con Manfredo tras la muerte de su primera esposa Beatriz de Saboya en 1257, subiendo al trono el 10 de agosto de 1258. Manfredo era regente del Reino de Sicilia desde 1254, reinando en nombre de su sobrino Conradino.
El cargo de regente le correspondía por derecho de nacimiento a Hugo que era menor, quien era el sucesor y heredero inmediato de Conradino a ser el próximo rey si Conradino no tenía descendencia propia.
En 1258, el hermano de Plaisance Bohemundo VI de Antioquía lleva a Hugo y a Plaisance a Acre y exige que sean reconocidos como rey y regente de Jerusalén respectivamente, alegando que Conradino desde Alemania no podía administrar el reino.
Juan de Ibelin (conde de Jaffa), los caballeros Templarios, y los caballeros Teutónicos apoyan esta moción, mientras que los caballeros Hospitalarios y otros juristas se oponen ya que aún deseaban que Conradino fuera reconocido rey, aunque no estuviera presente en el reino.
El rey oficial de Jerusalén en esa época era Conrado de Hohenstaufen, quien estaba ausente y fallece en 1254, y su título pasa a su hijo Conradino, también residente en Alemania.