Condé

Condé

 
Rama colateral de la casa de Borbón, que ha representado un gran papel en la historia de Francia; destacan Luis I, príncipe de Condé (1530-69); Luis II, príncipe de Condé (1621-86), llamado el Gran Condé, militar y estadista, y Luis Enrique, duque de Borbón (1692-1740), jefe del Consejo de Regencia de Luis XV y primer ministro (1723-26).
Ejemplos ?
Artefact, 1981, 113 p. Artículo en CinémAction (Condé-sur-Noireau), n° 51, abril de 1989. Bednář, Kamil: Contes et marionnettes, Praga, 1958.
Pierre des Avenelles les traicionó y los principales cabecillas fueron capturados y ejecutados (a excepción del príncipe de Condé).
El príncipe de Condé fué preso en tiempo de Francisco II, y condenado á muerte por una comision: Francisco II muere, y el príncipe de Condé vuelve á ser un hombre poderoso.
Talbot, curó con la quinina al príncipe de Condé, al delfín, a Colbert y otros personajes, vendiendo el secreto al gobierno francés por una suma considerable y una pensión vitalicia.
¿No es cierto que estaba en pecado mortal, estando todavia enamorado de la princesa de Condé, y que no ha tenido tiempo de pedir el sacramento de la penitencia, habiendo permitido Dios que sea herido en la auricula izquierda del corazon, y que la sangre lo haya ahogado en un instante?
1400-1440), compañero de Juana de Arco, dejó un reguero de crímenes por los que fue ejecutado en Nantes; su figura se convirtió en personaje legendario. Charolais, emparentado con el Príncipe de Condé, murió en julio de 1760, de gota, repentinamente.
Nerón, Tiberio, Heliogábalo, inmolaban niños para conseguir que se les pusiera dura; el mariscal de Retz, Charolais18, tío de Condé, cometieron también los asesinatos del desenfreno: el primero confesó en su interrogatorio que no conocía voluptuosidad más poderosa que la que sacaba del suplicio infligido por su limosnero y él a niños de ambos sexos.
Formi creía en una Grecia parecida a los paisajes de Poussin; en cuanto a los dioses y a los héroes se los figuraba demasiado parecidos al Gran Condé, al ilustre Spínola y a Francisco I.
La guerra civil parecía inminente cuando la reina madre convocó a Condé y a Antonio de Borbón a Orleáns para responder por su leva militar ilegal.
En 1794 se informó a París, por vía telegráfica, de la captura de Condé-sur-l'Escaut (hasta entonces en poder de los austríacos), menos de una hora después del acontecimiento.
Le Tombeau de Mirabeau, abril de 1791. Adresse au roi, adresse à la reine, adresse au prince de Condé, Observations à M. Duveyrier sur sa fameuse ambassade, par Mme de Gouges, París, mayo de 1791.
Durante la guerra existente entre Francia y España desde 1635, los franceses invadieron el Rosellón al mando de Condé y se apoderaron de la villa y la plaza de Salses.