Comunidad Europea del Carbón y del Acero

Comunidad Europea del Carbón y del Acero

  (CECA)
polít. Organización establecida en 1951 por iniciativa de R. Schuman, jefe del Gobierno francés, entre Francia, R. F. de Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, para regular la producción y los precios del carbón y del acero. Tras unificar sus instituciones con las de la CEE y del Euraton en 1967, constituyó, desde 1993 hasta su desaparición en 2002, uno de los componentes de la Unión Europea.
Ejemplos ?
Alemania ha estado en la vanguardia de la mayoría de los acuerdos alcanzados en la integración europea, desde la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) hasta el Tratado de Lisboa.
Se trata de una de las más antiguas instituciones y comenzó como la Asamblea Común de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, una asamblea consultiva de 78 parlamentarios procedentes de los parlamentos nacionales de los Estados miembros que no poseía poderes legislativos.
as Comunidades Europeas son dos organizaciones internacionales (fueron tres con la extinta Comunidad Europea del Carbón y del Acero) de cooperación económica, infraestructura jurídica y funcional de la Unión Europea: la Comunidad Europea (antigua Comunidad Económica Europea) y la Comunidad Europea de la Energía Atómica.
Entre el 10 y el 13 de septiembre de 1952, se reunió por primera vez, en el marco de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), una Asamblea Parlamentaria compuesta por 78 diputados designados por sus respectivos parlamentos nacionales.
Desde la creación, en 1951, de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), germen de la actual Unión Europea, el proceso de integración económica ha sido el motor principal en torno al que se ha construido una progresiva integración política.
Junto con las mencionadas libertades de circulación de mercancías, trabajadores y capitales, que recogía la Comunidad Europea del Carbón y del Acero; la Comunidad Económica Europea recoge la libre circulación de servicios, cerrando así el círculo de las conocidas "Cuatro Libertades Fundamentales".
El Tratado de París, firmado el 18 de abril de 1951 entre Bélgica, Francia, la República Federal Alemana, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos, estableció la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) que posteriormente formó parte, primero, de las Comunidades Europeas y, luego, de la Unión Europea.
En 1952 Bélgica, Alemania Occidental, Francia, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos integraron la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) cuyo objetivo principal era justamente administrar de manera común dos recursos que habían sido vitales durante las dos guerras mundiales.
Baudín (Instituto de Francia); Henri Guitton (Universidad de París); François Perroux (College de France), quien invitó a Bernácer a dar una conferencia en París (ISEA) en 1952 y le propuso como miembro correspondiente del Instituto de Economía Aplicada; André Piattier (Ecole Pratique de Hautes Études, Francia); Jaques Rueff del Instituto de Francia, quien inició una frecuente relación personal con Bernácer cuando el economista francés colaboraba en la organización de la naciente 'Comunidad Europea del Carbón y del Acero', precursora del Mercado Común Europeo, etc.
Poco más tarde, Italia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos también se sumaron a la iniciativa y en abril de 1951, los seis Estados firmaron en París el acuerdo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA).
La Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) establecida el 23 de julio de 1952 estaba financiada por un auténtico sistema de recursos propios, de recursos europeos, basado en una tasa por cada tonelada de acero producida, pagada directamente por las empresas productoras del Carbón y el Acero al presupuesto de la CECA.
El Tratado también estableció disposiciones sobre las consecuencias financieras de la expiración del Tratado de París o de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero.