Colonia del Sacramento

Colonia del Sacramento

 
C. del SO de Uruguay, cap. del departamento de Colonia, frente a Buenos Aires; 19 077 h.
Ejemplos ?
Carlos III de España (1716-1788) volvió a la política belicista directamente contra Inglaterra para recuperar Gibraltar y Menorca y firmó el tercer pacto de familia, que lo llevó a entrar en la última fase de la guerra de los Siete Años en apoyo del Reino de Francia contra el Reino de Gran Bretaña, y a la derrota que le ocasionó considerables pérdidas al final, en 1763 las dos Floridas, que entregó al Reino Unido, y Colonia del Sacramento en el oeste de Uruguay y frente a Buenos Aires, a Portugal.
Las tropas aliadas se componían de 27 000 hombres, en su mayoría argentinos pero también miles de uruguayos y regulares brasileños. Otros 10 000 hombres quedaron de reserva en Colonia del Sacramento (llamado Ejército Chico).
Uruguay: Movistar desplegó la primera red comercial, en Montevideo, Punta del Este y Colonia del Sacramento, actualmente con la nueva tecnología 3.5G posee la cobertura más grande en Montevideo, Costa de Oro y Punta del Este, y llegando con poca cobertura a las capitales del país.
En 1680, transgrediendo el Tratado de Tordesillas los portugueses fundaron, sobre la ribera oriental del río, la Colonia del Sacramento, frente a Buenos Aires.
Sin embargo, los problemas económicos y políticos generados en ambos estados, en especial, el bloqueo de la Armada de Brasil al puerto de Buenos Aires y el impase en tierra (dado que Colonia del Sacramento y Montevideo estuvieron bajo el control de Brasil durante todo el conflicto) aconsejaron iniciar las tratativas de paz.
Entre 1680 y 1828, España y Portugal (seguidos de sus colonias independientes) tuvieron una serie de conflictos a lo largo de su frontera. En 1680 el militar portugués Manuel de Lobo funda la primera ciudad en el actual territorio uruguayo: Colonia del Sacramento.
Y así, en un momento dado en este breve Uruguay, existieron paralelamente situadas – dando desacustumbrado espectáculo – una sociedad agrícola, un pueblo pastor y una sociedad comercial, pues tal era Colonia del Sacramento por virtud de los pobladores portugueses de origen judío que introdujeron en el Río de la Plata el intercambio comercial y el contrabando.
Su Majestad Fidelísima, en su nombre y de sus herederos y sucesores, cede para siempre a la Corona de España la Colonia del Sacramento, y todo su territorio adyacente a ella en la margen septentrional del Río de la Plata, hasta los confines declarados en el artículo IV; y las plazas, puertos y establecimientos que se comprenden en el mismo paraje; como también la navegación del mismo Río de la Plata, la cual pertenecerá enteramente a la Corona de España.
— Toda la gente que estaba y se sacó de la colonia del Sacramento, hallándose todavía en Buenos Aires, ó en sus confines, se restituirá á la misma colonia; y no hallándose en dichos parajes á otra tanta gente portuguesa en su lugar, y en ella se podrán detener, y habitarla hasta la determinacion de esta causa; y hazer reparos de tierra solamente para cubrir su artillería, y cubiertos para la habitacion de sus personas, en caso de no haver quedado bastantes para el dicho efecto de las fábricas antiguas de aquel sitio; y no podrán hazer otro algun género de fortificacion nueva, ni labrar casas de piedra, ni de tapia de nuevo, ni otro género de edificio de duracion y permanencia.
Los habitantes portugueses que hubiere en la Colonia del Sacramento, isla de San Gabriel, y otros cualesquiera establecimientos que van cedidos a España por el artículo III, y todos los demás que, desde las primeras contestaciones del año de 1762, se hubieren conservado en diverso dominio, tendrán la libertad de retirarse, o permanecer allí con sus efectos y muebles: y así ellos como el Gobernador, oficiales y soldados de la guarnición de la Colonia del Sacramento, que se deberán retirar, podrán vender los bienes raíces; entregándose a Su Majestad Fidelísima la artillería, armas y municiones que le hubieren pertenecido en dicha Colonia y establecimientos.
Se determinará entre las dos Majestades el día en que se han de hacer las mutuas entregas de la Colonia del Sacramento con el territorio adyacente, y de las tierras y pueblos comprendidos en la cesión que hace Su Majestad Católica en la margen oriental del río Uruguay; el cual día no pasará del año, después que se firme este tratado.
Un Regimiento de Caballería en su distrito en los mismos términos que el de Buenos-Ayres con el nombre de Voluntarios de Caballería de Montevideo: un Regimiento de dos Esquadrones en la Plaza de Maldonado y sus Pueblos dependientes con la fuerza de trescientas sesenta y dos plazas; otro igual en la Colonia del Sacramento, y un Esquadron en el Río Negro con sus Poblaciones del Yy y Cordobes con la fuerza de ciento ochenta hombres, que compondrán el total de dos mil quatrocientas ochenta y dos plazas.