Coles

Coles

 
Mun. de la prov. española de Orense; 3 063 h.
Ejemplos ?
-exclamó el viejo, y tras algunos instantes de silencio, continuó: -Pos como diba diciendo, la Antoñuela, que tenía un carácter to cascabeles, desde punto y hora en que vio por vez primera al Niño le gustó el Niño, lo cual no tiée naíta de particular, porque el Niño, dicho sea mejorando a los presentes, no tiée mal perfil ni malas jechuras, y le ha puesto Dios en el mo de mirar y en el mo de sonreír la mar, pero que la mar, de rocío, y como ya se sabe que el gachó, en habiyelando parneses, le gusta vestir más mejor que a los mismísimos serafines, pos lo que pasa, que a la tercera o cuarta vez que se lo tiró a la cara la Antoñuela, encomenzó la jembra a alegrarse de haber nacío, y encomenzó a golerle a coles el de Pujerra...
-El sabor a quemado lo quito con carbón -respondió la mujer-, y, cuando tú estás enfurruñado, lo arreglo con un besito. Creería una que no piensas sino en coles y patatas, y, sin embargo, bien te gustan las flores.
Cuando les vio, la malvada Séraphine agarró su bastón y se dirigió a ellos con la intención de golpearles, pero Isabeau tomó la sortija e al momento tuvo la madrastra que dejar caer el bastón para dirigirse a grandes zancadas hacia su jardín, donde se puso a contar sus coles.
Cuando regresó a casa se encontraba tan cansada que no pudo volver a pensar en golpear a Isabeau. Al día siguiente fue Pierre a ver a su prometida, y ella envió otra vez a su madrastra a contar sus coles.
Cuantas veces te la pongas en el dedo, tu madrastra se verá obligada a ir a contar sus coles, y tendrá que permanecer allí tanto tiempo como dispongas tú.
OURENSE: ORENSE: Allariz, Amoeiro, Arnoia (A), Avión, Barbadas, Beade, Beariz, Boboras, Bola (A), Carballeda de Avia, Carballiño (O), Cartelle, Castrelo de Miño, Celanova, Cenlle, Coles, Cortegada, Esgos, Gomesende, Irixo (O), Xunqueira de Espadanedo, Leiro, Maside, Melon, Merca (A), Nogueira de Ramuin, Paderne de Allariz, Padrenda, Pereiro de Aguiar (O), Peroxa (A), Piñor, Pontedeva, Punxin, Quintela de Leirado, Ramiras, Ribadavia, San Amaro, San Cibrao Das Viñas, San Cristovo de Cea, Taboadela, Toen, Vilamarín, Ourense.
Los domingos iba siempre a comprar al mercado, y, unas veces hojaldres; otras, empanadas o siquiera dulunsogas o pepinos, nunca le faltaba el regalo para su Maestro; sin contar los manojos de coles y los de cebolla que a menudo le llevaba de la hermosa huerta que cultivaba Encarnación; sin contar las malvarrosas y claveles con que ofrendaba al Niño Dios.
Meñique encendió el fuego, y en el caldero que colgaba del techo fue echando el gigante un buey entero, cortado en pedazos, y una carga de nabos, y cuatro cestos de zanahorias, y cincuenta coles.
Y el gigante comía y comía, y Meñique no se quedaba atrás, sólo que no echaba en la boca las coles, y las zanahorias, y los nabos, y los pedazos del buey, sino en el gran saco de cuero.
Sabedlo, coles, que espinacas hay en la olla y que es herejía luterana rezongar contra lo que mandan los ministros de la Iglesia.
Del magnetismo, poco a poco, Rodolfo pasó a las afinidades, y mientras que el señor presidente citaba a Cincinato con su arado, a Diocleciano plantando coles, y a los emperadores de la China inaugurando el año con siembras, el joven explicaba a Emma que estas atracciones irresistibles tenían su origen en alguna existencia anterior.
Sacaban lo menos dos o tres pesetas diarias, y cada año aumentaba el producto porque iban mejorando las clases de peras y de manzanas y las coles y los fresones.