Cipango

Cipango

 
Nombre con que se conocía Japón durante la Edad Media.
Ejemplos ?
Además probablemente proviene del relato de Marco Polo la primera mención a Japón (Cipango) en la literatura occidental, un caso único antes del.
Esta confusión habría tenido dos efectos de calado; en primer lugar, gracias a ella Colón pudo recabar el apoyo de la monarquía castellana, que difícilmente hubiera obtenido de conocerse la distancia real a Cipango, su destino original.
Los primeros europeos que llegaron a lo que actualmente es la Argentina, lo hicieron buscando un paso hacia el Asia. Por entonces América era solo un obstáculo entre España y las riquezas de Catay y Cipango en el Asia.
Concepción: Ediciones Letra Nueva - Cuadernos de Movilización Literaria, 1988. Cipango, incluye sus cuatro primeros libros, más el que le da nombre al conjunto y.
Santiago: Contracorriente Ediciones, 2014. Breve historia del mal, 10 textos; Austrobórea editores, Santiago, 2015 Cipango. Translated and introduction by Daniel Shapiro.
Santiago, Editorial Catalonia, 2012 y 2013. Finalista Premio Casa de las Américas 1992 por Cipango. Premio Municipal de Santiago 1993 por Cipango.
Colón aún creía que había llegado a las Indias (Cipango y Catay, entre otras), y su principal objetivo era reunirse con dichos emisarios para llevar a cabo la misión que le habían encomendado los Reyes Católicos: firmar un tratado comercial.
Los mensajeros regresaron con regalos del cacique (entre ellos pedazos de oro) y con noticias esperanzadoras acerca del oro, y además comentaron que los taínos les habían hablado de un tal Cibao, que les sonó una palabra similar a Cipango, el nombre dado por los europeos a Japón en la Baja Edad Media.
Más tarde, cuando Castilla terminó su reconquista, los Reyes Católicos, apoyaron a Cristóbal Colón quien, al parecer convencido de que la circunferencia de la Tierra era menor que la real, quiso alcanzar Cipango (Japón), China, las Indias, el Oriente navegando hacia el Oeste, con el mismo fin que los portugueses: independizarse de las ciudades italianas para conseguir las mercancías de Oriente: principalmente, especias y seda (más fina que la producida en el reino de Murcia desde la dominación árabe).
Colón se entusiasmó, pues estaba convencido de que Colba era Cipango, incluso portaba cartas de los Reyes Católicos dirigidas al Gran Khan, pues el objetivo del viaje era precisamente viajar a las tierras de oriente en busca de perlas y oro.
La etimología más antigua sugerida (1455) lo conecta caprichosamente con el nombre de la Atlántida de la que se ocupó Platón en el Timeo, mientras que escritores posteriores se esforzaron en derivarlo de la palabra latina anterior: ante-i(n)s(u)la (es decir, como la isla a que se llegaría "antes" de Cipango), o de la " Ŷezirat Tennyn ", (Isla Dragón), de los geógrafos árabes.
Comisión de la Verdad y Reconciliación (Perú) Defensoría del Pueblo Ex-agente confiesa la eliminación de espías peruanos y ecuatorianos. Impactante entrevista al último ex-colina Sosa Saavedra Según ex-agente Colina, sí hubo Plan Cipango, pero entre 1988 y 1989.