Cimón

Cimón (Kimōn)

 
(m. 450 a C) General y político ateniense, hijo de Milcíades. Derrotó a los persas en Eurimedonte (468 a C). Logró la Paz de Cimón (449 a C).
Ejemplos ?
Plutarco, Está claro que, hacia finales del decenio, Temístocles había comenzado a acumular enemigos, y se había hecho arrogante, del mismo modo que sus ciudadanos se mostraban más celosos de su prestigio y poder. Los espartanos trabajaron activamente en su contra, apoyando a Cimón (hijo de Milcíades) como su rival.
Se le sepultó al lado derecho y a sus yeguas al lado izquierdo, del camino que cruza el demo de Cela (La Hondonada) Murió sin hijos, por lo que legó su cargo y sus bienes a su sobrino Esteságoras II, hijo de su hermano Cimón I ya que no tuvo descendencia.
Las otras biografías corresponden a Milcíades, Temístocles, Arístides, Pausanias, Cimón de Atenas, Lisandro, Cabrias, Alcibíades, Trasíbulo, Conón, Dion de Siracusa, Ifícrates, Timoteo de Anaflistos, Epaminondas, Pelópidas, Agesilao II, Eumenes de Cardia, Foción y Timoleón de Siracusa.
Los atenienses envían una importante fuerza en su ayuda al mando de Cimón: entre cuarenta y doscientas naves, según las fuentes y unos 6.000 hoplitas, probablemente en su mayoría oriundos de Cirene.
En otra parte, Demócrito y el divino Hipócrates, reclinados junto a un sepulcro ya destruido, conversaban profundamente a la sombra de unos cipreses mustios sobre la física del cuerpo animal, la brevedad de la vida, los acerbos males que la rodean, y los cortos y falaces medios que ofrece el arte para dilatar su fin; y más allá, Demóstenes, desde la tribuna de las arengas, conmovía al pueblo ateniense; le persuadía por algunos instantes a sacudir el yugo macedónico; excitaba en él estímulos de valor, recordándole las épocas gloriosas de sus triunfos, los nombres santos de Milcíades, Conón, Cimón y el justo Arístides...
Callicles.- ¿Será posible que no hayas oído decir que Temístocles fue un hombre de bien, lo mismo que Cimón, Milcíades y Pericles, muerto hace poco y cuyos discursos has oído?
Si tal es el beneficio que el hombre de bien debe esforzarse en procurar a su patria, reflexiona un poco y dime si te sigue pareciendo todavía que aquellos personajes, de quienes hablaste hace algún tiempo, Pericles, Cimón, Milcíades y Temístocles, fueron buenos ciudadanos.
Cuando la enfermedad se declare, no vacilarán en culpar a los que les hayan aconsejado prudentemente y elevarán hasta las nubes a Temístocles, Cimón y Pericles, los verdaderos autores de sus males, y quizá proceden contra ti, si no sabes defenderte, y contra mi amigo Alcibíades, aunque no seáis los primeros autores de su caída, pero sí quizá los cooperadores.
Fine: The Ancient Greeks, 377-8 Cimón, por el otro lado, parece que ya había dejado de creer que existiera espacio para la evolución democrática.
A falta de una oposición fuerte tras la expulsión de Cimón, el indiscutible líder del partido democrático se convirtió en el indiscutible gobernante de Atenas.
Se le menciona por última en el 463 a. C., cuando Cimón de Atenas recuperó la isla de Tasos. Tras la retirada persa de Tracia a raíz de las Guerras Médicas, extendió su reino hasta el río Estrimón y se apoderó de Pidna.
de Blois: Una introducción al Mundo Antiguo, 99 Además, Pericles defendió hasta tal punto la democracia griega que algunos de sus críticos le consideran populista. S. Muhlberger, y S. Ruden: Lysistrata, 80 Rival de Cimón en 459 a. C. y jefe del partido democrático.