Christo

Christo

 
(n. 1935) Artista búlgaro nacionalizado estadounidense. Su verdadero nombre es Christo Javacheff. Se formó en Sofía, Viena y París. Se ha hecho famoso por recubrir con telas y plásticos de vistosos colores varios monumentos europeos (el Pont Neuf de París, el Reichstag berlinés), e incluso un atolón de Oceanía.
Ejemplos ?
En Roma fundó el Convento llamado de la Minerva, y en Valladolid reedificó el de San Pablo, restableciendo en él la observancia: otros muchos bienes hizo á su Orden, y á la causa común de la Iglesia, con cuyas obras, con el buen exemplo de su vida, y con la caridad y mansedumbre en que resplandeció, derramaba en todas partes el buen olor de Christo, hasta el año de 1468, en que falleció en Roma á los 80 años de su edad.
4ª La quarta: dado que para los exercicios siguientes se toman quatro semanas, por corresponder a quatro partes en que se dividen los exercicios; es a saber, a la primera, que es la consideración y contemplación de los pecados; la 2ª es la vida de Christo nuestro Señor hasta el día de ramos inclusive; la 3ª la passión de Christo nuestro Señor; la 4ª la resurrección y ascensión, poniendo tres modos de orar: tamen, no se entienda que cada semana tenga de necesidad siete o ocho días en sí.
Las penas del infierno de dur serién contadas, ca d'éstas son muchas e mucho más granadas; Jhesu Christo nos guarde de tales pescoçadas, qui guardó a sant Peidro ennas ondas iradas.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - El Sancto Evangelio de nuestro Señor Iesu Christo segun S.
Jhesu Christo nos guarde de tales visiones, a todos los christianos, mugieres e varones; pora'l dïablo sean tales discreciones, que da a sus amigos amargos gualardones.
Si tú cada mannana esti salmo rezares, e tú a las eglesias los tuertos enmendares, ganará la tu alma Gloria quando finares, escusarás las penas e los graves logares". Resuscitó Estevan, ¡grado a Jesu Christo!
esol’ al rrey de Marruecos de Mío Çid don Rodrigo: «Que en mis heredades fuertemientre es metido e el non ge lo gradeçe si non a Jhesu Christo» Aquel rrey de Marruecos ajuntava sus virtos, con L vezes mill de armas todos fueron conplidos; entraron sobre mar, en las barcas son metidos, van buscar a Valençia a Mío Çid don Rodrigo.
Quando el pobreciello a vuestra puerta vino, pediendo en mi nomne con hávito mezquino, vos dar no li quisiestes nin del pan nin del vino, oy si vos d'é1 pensássedes él vos serié padrino." Presos serán los ángeles, ángeles infernales, con cadenas ardientes e con fuertes dogales; cogerlos án delante con azotes mortales, ?Jhesu Christo nos guarde de tales serviciales!
quiero e mando que mi cuerpo sea sepultado en el Monasterio de San Francisco, que es en la Alhambra de la Cibdad de Granada, siendo Religiosos o Religiosas de la dicha Orden, vestido en el hábito del bienaventurado Pobre de Jesu Christo San Francisco, en una sepultura baxa que no tenga bulto aguno, salvo una losa baxa en el suelo, llana, con sus letras esculpidas en ella; pero quiero e mando que si el Rey mi señor eligiese sepultura en cualquier otra parte o lugar destos mis Reynos, que mi cuerpo sea allí trasladado e sepultado, junto al cuerpo de su Señoría, porque el ayuntamiento que tuvimos viviendo y en nuestros ánimos, espero, en la misericordia de Dios, tornar a que en el Cielo lo tengan e represenen nuestros cuerpos en el suelo.
La companna preciosa, de Christo consagrada, del Padre benedicta, del Fijo combidada, entrará en el Cielo alegre e pagada, rendiendo a Dios gracias, a la Virgen ondrada.
E porque esto sea firme, e no venga en duda, otorgué este mi testamento ante Gaspar de Grizio, Notario público, mi secretario, e lo firmé de mi nombre, e mande sellar con mi sello, estando presentes, llamados e rogados por testigos los que lo sobrescrivieron e cerraron con sus sellos pendientes, los quales me lo vieron firmar de mi nombre e lo vieron sellar con mi sello; que fue otorgado en la Villa de Medina del Campo a doze días del mes de Octubre, año del Nacimiento de nuestro Salvador Jesu Christo de mil e quinientos e cuatro años.
Jhesu Christo nos lieve a essa compannía, do tantos bienes yazen e tanta alegría; guíenos la Gloriosa, Madre Sancta María, que es fuente de gracia e mana cada día.