Charles Baudelaire

Baudelaire, Charles

 
(1821-67) Poeta francés. Frecuentó los medios bohemios y artísticos de la época. En 1845 publicó el Salón de 1845 y, en 1846 Salón de 1846, reportajes sobre las exposiciones artísticas de esos años, en los que defendió a Delacroix. En 1841 empezó a componer su obra capital, Las flores del mal, conjunto de poemas en que, a una sensibilidad morbosa, se une una gran riqueza de imágenes y una exquisita musicalidad. En 1860 publicó Los paraísos artificiales, artículos de prosa sobre las drogas y el alcohol. Murió en Bruselas. Póstumamente se dieron a conocer sus Diarios íntimos (1909).
Ejemplos ?
Dibuixos de Salvador Espriu y Subirachs (1984), Les flors del mal de Charles Baudelaire (1985), Narcís de Paul Valéry (1986), Epinicis de Píndaro (1987), Punica Barcino de Francesco Giunta (1988), La Torre de Babel i altres textos de Subirachs (1989), El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes (1990), XXV odas a Horacio de Enrique Badosa (1992), La sima de las penúltimas inocencias de Camilo José Cela (1993), etc.
Por otro lado, Charles Baudelaire fue uno de los primeros autores que analizaron la relación del arte con la recién surgida era industrial, prefigurando la noción de “belleza moderna”: no existe la belleza eterna y absoluta, sino que cada concepto de lo bello tiene algo de eterno y algo de transitorio, algo de absoluto y algo de particular.
Como nombres, se podría citar a Charles Baudelaire, John Ruskin, Oscar Wilde, Émile Zola, Joris-Karl Huysmans, Guillaume Apollinaire, Wilhelm Worringer, Clement Greenberg, Michel Tapié, etc.; en el mundo hispanohablante, destacan Eugeni d'Ors, Aureliano de Beruete, Jorge Romero Brest, Juan Antonio Gaya Nuño, Alexandre Cirici, Juan Eduardo Cirlot, Enrique Lafuente Ferrari, Rafael Santos Torroella, Francisco Calvo Serraller, José Corredor Matheos, Irma Arestizábal, Ticio Escobar, Raúl Zamudio, etc.
Un albatros es el eje central en el famoso poema Rime of the Ancient Mariner (Balada del viejo marinero), de Samuel Taylor Coleridge; un albatros cautivo también es una metáfora para el poète maudit del poema de Charles Baudelaire «El albatros».
Muchos adheridos al Decadentismo, como el autor polaco Stanisław Przybyszewski, el artista belga Félicien Rops, y el poeta francés Charles Baudelaire (que publicó su poema, Les Litanies de Satan, Las letanías de Satán en 1857) también se llamaban a sí mismos satánicos y crearon obras satánicas en arte y literatura.
En Francia, teóricamente de costumbres mucho más relajadas, Gustave Flaubert y Charles Baudelaire tuvieron que enfrentarse a procesos judiciales contra Madame Bovary y Las flores del mal (ambas de 1857).
La aparente alegría de vivir y el ambiente de vodevil en el París libertino de Naná (Émile Zola, 1889) no dejaba de presentar también un lado oscuro que empujaba a la búsqueda de Los paraísos artificiales (Charles Baudelaire, 1860) por parte de Los poetas malditos (Paul Verlaine, 1888).
Además de sus propias creaciones en teatro, periodismo y ensayo, Zweig trabajó en traducciones de autores como Paul Verlaine, Charles Baudelaire y Émile Verhaeren.
El verso pertenece al poema del francés Charles Baudelaire «El viaje», publicado en su libro Las flores del mal: Sin embargo, Bolaño introdujo cambios en la traducción original que Antonio Martínez Sarrión hizo del poema, cuya versión era: La singularización del término «desierto», permite identificarlo con el desierto mexicano, permitiendo asociar el «oasis de terror» con los feminicidios de Santa Teresa.
La modelo con su postura recuerda a obras de Tiziano (hacia 1485-1576), Velázquez, Goya y Jean Auguste Dominique Ingres. El nombre del cuadro no le fue dado por su realizador sino por Charles Baudelaire.
Ha hecho una de las mejores versiones de Las flores del mal de Charles Baudelaire, y ha traducido también a Víctor Hugo Lo que dice la boca de sombra y otros poemas, Premio Stendhal de traducción en 1990.
Pelléas et Mélisande es una obra encuadrada dentro del simbolismo, un movimiento que surge en Francia a fines del siglo XIX y cuyos principales exponentes son, en literatura, Maurice Maeterlinck, Charles Baudelaire, Stéphane Mallarmé, Arthur Rimbaud y Paul Verlaine; en poesía, y en pintura, Odilon Redon, Gustave Moreau, y Pierre Puvis de Chavannes.