Cecilia Metela

Metela, Cecilia (Caecilia)

 
Nombre de dos patricias romanas. La primera fue esposa de Sila y la segunda esposa de Creso el Joven.
Ejemplos ?
A derecha o izquierda edificios sin cuento, todos tristes, solemnes, de piedra; todos sepulcros: aquella inmensa mole parecía el gran monumento fúnebre de Cecilia Metela...
En honor a esta última financió la construcción de un Odeón en Atenas, que hoy porta su nombre, del Triopion de la Vía Apia, ubicado en las inmediaciones de la tumba de Cecilia Metela, y de la Fuente Pirene, en Corinto.
Unas veces consistían sencillamente en una estela o cipos funerarios esculpidos o una simple lápida sobre el nicho que guardaba los restos y otras sobre todo durante el Imperio fueron suntuosos mausoleos como la mole Adriana (hoy castillo de Santángelo) y la tumba de Cecilia Metela, en Roma.
Murió tan repentinamente en 59 a. C., que se supuso que había sido envenenado por su esposa Clodilla (hija de Apio Claudio Pulcro y Cecilia Metela).
Sus asuntos, El dolor de Hécuba, tomado de Ovidio, y Abraham y los tres ángeles, fechado en 1640, conforme al libro del Génesis (18, 1-3), ilustran la diversidad de intereses y la cultura literaria del pintor, tanto como su concepción del paisaje, en la que elementos exóticos se mezclan con ruinas clásicas reconocibles (el arco degli Argentari en el Foro Boario de Roma o la tumba de Cecilia Metela encaramada a un acantilado).
entró a formar parte del Colegio de Pontífices, y probablemente murió poco después. Sus hijos fueron: Quinto Cecilio Metelo Lucio Cecilio Metelo Crético Cecilia Metela Crética, mujer de Marco Licinio Craso
En la vía Apia había gran cantidad de monumentos funerarios, entre los que destaca el de Cecilia Metela que llegó en la Edad Media a ser convertido en castillo.
Se dice, por ejemplo, que cogió una perla valiosa del pendiente de Cecilia Metela, la disolvió en vinagre y la bebió, una hazaña favorita de la extravagante monomanía en Roma.
laudia Pulcra Tercia, también conocida como Clodia o Claudia Metela, fue una patricia romana, nacida en 95 a. C., segunda hija del patricio Apio Claudio Pulcro y Cecilia Metela Baleárica y hermana de Publio Clodio Pulcro.
Su carrera política se vio favorecida, sobre todo, por su matrimonio en segundas nupcias con Cecilia Metela Dalmática, que posteriormente fue la tercera esposa de Lucio Cornelio Sila.
Este mismo año contraía matrimonio con Cecilia Metela Dalmática (sobrina de Quinto Cecilio Metelo el Numídico), emparentando en el poderoso clan senatorial de los Cecilios Metelos.
En Roma la situación no podía ser peor para el ausente Sila: el gobierno que había creado ya no existía y él mismo había sido condenado a muerte in absentia, mientras sus propiedades eran arrasadas y su familia (gracias a la cual había aumentado su poder, ya que su esposa, Cecilia Metela, pertenecía a la influyente familia de los Cecilio Metelos), así como sus amigos, clientes y partidarios, se veían forzados a huir.