Cayo Octavio

Octavio, Cayo (Caius Octavius)

 
(m. 58 a C) Pretor en 61 a C y procónsul romano en 60 a C en Macedonia. Fue padre del emperador Augusto.
Ejemplos ?
- El nuevo César (Desarrollo: Gaeta): César ha sido asesinado por senadores rebeldes, pero en su testamento, ha nombrado hijo adoptivo a Cayo Octavio, su sobrino-nieto, Octavio cuenta con tu apoyo ya que eras un hombre de confianza para César, te pide que acudas a la región de Gaeta y te ganes el apoyo de las legiones y los gobernadores locales para su causa.
El primer marido de Atia fue Cayo Octavio Turino, que murió a su regreso a Roma, cuando pensaba presentarse al consulado, dejando dos hijos de ella: Octavia Minor y Cayo Octavio (el futuro Emperador Romano César Augusto).
C.), noble romano de origen etrusco, confidente y consejero político de Cayo Octavio Turino, más adelante conocido como César Augusto.
El nombre «César», por ejemplo, se convirtió en común a todos los emperadores posteriores, debido a que Augusto, de nombre Cayo Octavio, al ser adoptado oficialmente por el dictador cambió su nombre por el de Cayo Julio César Octaviano; dado que todos los emperadores posteriores a Augusto hasta Nerón fueron adoptados, el cognomen César acabó siendo una especie de título más que un nombre, y, así, desde Vespasiano en adelante los emperadores lo ostentaron como tal sin haber sido adoptados por la familia César.
En 60 a. C., Híbrida fue sucedido en la provincia por Cayo Octavio, el padre de Augusto, y en su regreso a Roma, en 59 a. C., Híbrida fue acusado de formar parte de la conspiración de Catilina y de extorsión en su provincia.
(Blackburn & Holford-Strevens, 2003: 670-1) año de su muerte, convirtiéndose así en el emperador romano con el reinado más prolongado de la historia. Nacido bajo el nombre de Cayo Octavio Turino, fue adoptado por su tío abuelo Julio César en su testamento, en el año 44 a.
Al nacer recibió el nombre Cayo Octavio Turino, siendo el cognomen «Turino» una probable referencia a la victoria de su padre en Turios sobre una rebelión de esclavos.
En sus Memorias el futuro emperador solo hace una breve referencia a su familia natural del orden ecuestre: su bisabuelo paterno se había desempeñado como un tribuno militar en Sicilia, bajo el mando de Lucio Emilio Papo, durante la Segunda Guerra Púnica, mientras que su abuelo sirvió en varios puestos políticos regionales. Su padre, llamado también Cayo Octavio, fue pretor y gobernador de Macedonia, Suetonio, Vida de Octavio Augusto.
La serie de novelas también incluye a un gran número de importantes personajes históricos romanos como Marco Emilio Escauro, Quinto Cecilio Metelo el Numídico, Publio Rutilio Rufo, Marco Livio Druso, Quinto Lutacio Cátulo, Lucio Apuleyo Saturnino, Quinto Hortensio, Quinto Cecilio Metelo Pío, Quinto Sertorio, Publio Sulpicio Rufo, Marco Tulio Cicerón, Lucio Licinio Lúculo, Lucio Cornelio Cinna, Cayo Verres, Marco Calpurnio Bíbulo, Lucio Sergio Catilina, Marco Porcio Catón, Publio Clodio Pulcro, Publio Vatinio, Aulo Gabinio, Cayo Octavio Turino...
Fue entonces cuando Cayo Octavio Turino, sobrino-nieto y a la vez hijo adoptivo de César, llegó en marzo a Brundisium desde Iliria, reclamando la herencia de su padre adoptivo, que consistía en tres cuartas partes de los bienes de César, según estipulaba en su último testamento.
con el asesinato de su amigo y patrón Julio César, por lo que la situación no era nada favorable a sus intereses a causa de que en aquellos momentos la República romana había quedado prácticamente desarticulada porque el poder ya no residía en unas magistraturas ocupadas por unos dirigentes elegidos anualmente por los ciudadanos romanos sino por un Triunvirato formado por Cayo Octavio, Marco Antonio y Marco Emilio Lépido cuya legitimidad en el puesto le viene dada por la relación personal con César y cuyo objetivo principal fue la de repartirse equitativamente todo el poder tras el vacío político generado por la muerte del dictador.
C.), monarcas en ejercicio del reino, para derrocarlos. Finalmente se impuso por sobre su sobrina. Sin embargo, después del asesinato de César, Cayo Octavio Turino (63 a. C.-14 d.