catalina

Catalina

 
Nombre de varias reinas de Inglaterra.
Catalina de Aragón (1485-1536) Hija de los Reyes Católicos y primera esposa de Enrique VIII (1509-36). Fue confinada en el castillo de Kimbolton cuando el monarca decidió casarse con Ana Bolena.
Catalina de Braganza (Catarina de Bragança) (1638-1701) Reina consorte del rey Carlos II de Inglaterra (1662-85).
Catalina de Francia o de Valois (Catherine) (1401-37) Reina consorte del rey Enrique V de Inglaterra y madre de Enrique VI.
Catalina Howard (Catherine) (1522-42) Reina en 1540-42, quinta esposa de Enrique VIII.
Catalina Parr (Catherine) (1512-48) Reina en 1543-48, sexta esposa de Enrique VIII.

Catalina

 
Nombre de varios emperatrices de Rusia.
Catalina I (Ëkaterina Alekseëvna) (1684-1727) Emperatriz rusa en 1726-27. Segunda esposa de Pedro I el Grande, al que sucedió en 1725 a pesar de la oposición de la aristrocracia.
Catalina II, la Grande (Sophie Friederike Auguste von Anhalt-Zerbst) (1729-96) Emperatriz rusa en 1762-96. Esposa de Pedro III, al que sucedió en 1762, después de un golpe de Estado. Su política imperialista convirtió a Rusia en una gran potencia.

catalina

(kata'lina)
sustantivo femenino
excreción humana o del ganado vacuno Las vacas iban dejando su catalina a su paso.
Traducciones

Catalina

Katharina

Catalina

Catherine

Catalina

Catarina

Catalina

SFCatherine
Ejemplos ?
Cuando llegó el médico, no se cuidó ya de recatar su pesimismo, y llevándose aparte a la señora Catalina, hermana de la señora Micaela, le dijo con acento solemne: -Esto no tiene ya, desgraciadamente, compostura, así es que ya deben ustedes preocuparse de su alma, que por su cuerpo es ya bien poco lo que puede hacerse.
Orso se desesperó, porque a su manera, adoraba a aquel último retoño de su raza; mas no hubo remedio; la voluntad de Lucía se impuso, y la niña entró en un monasterio de la Orden de Santo Domingo, en que había florecido Catalina, llamada Eufrosina, a quien el mundo venera hoy con el nombre de Santa Catalina de Siena.
Y Manuel de Morillo pidió solar para sí y para Catalina de Cervantes; y para Luisa de Cervantes; y Francisco de Cervantes; y para Don Bartolo de Sea; y para Francisco Serrato; y para Doña Claudia del Castillo; y para Doña Margarita del Castillo; y para Juan Núñez; y para Joseph Serrato; y para Andrés Núñez; y para Juana Bernal; y para Joseph Bernal; y para Pedro Bernal; y para Juan de Carranza; y para Cristóbal de Carranza, (y para Cristóbal de Carranza); y para Toribio Serrato.
Vacilantes y tumultuosos fueron los reinados de los tres hijos y sucesores de Enrique II, amenazados por la Reforma, que se convirtió en instrumento de rebeliones manejado por los nobles que no sufrían la autoridad monárquica: el único año de gobierno de Francisco II, lo hizo funesto la conjura de Amboise, que terminó con una matanza de calvinistas; su hermano Carlos IX (1560-1574) ascendió al trono a los diez años, bajo la tutela de su madre Catalina de Médicis y no tuvo responsabilidad alguna en la sangrienta lucha que estalló en seguida entre católicos y hugonotes.
Aludimos, como ya se habrá advertido, a la “Biografía” de su casi contemporáneo José Rivera Indarte, fallecido en Santa Catalina (Brasil) el 19 de agosto de ese año.
Cuando apenas ví malhora Tu belleza seductora Si muriera… Catalina!… Viera entonces derramada Esa copa empozoñada Que la suerte me destina.
La señora Catalina entraba y salía procurando huir del tremendo espectáculo; la Florina y Antonia la Salpullío gimoteaban secándose los ojos con el pico del delantal; en el umbral de la habitación, algunos vecinos piadosos fumaban en la antesala esperando el fatal momento y entreteniendo la lúgubre espera poniendo orden en la marcha del Gobierno y dando solución a los más grandes conflictos internacionales.
Como Catalina de Siena, más de una vez se vio asaltada por tentaciones impuras y por imágenes engañadoras y burlonas; pero abrazada a la cruz, resistió heroicamente; lloró, se hirió las carnes y, al fin, conoció la victoria en la paz que descendía a su espíritu.
Que solo me escucha el viento; Y con bramido violento Arrebata al firmamento Mi dolorida canción. Catalina, tú serena, De llanto y de amor agena Ni oirás mi cantinela, Ni sentirás mi pasión.
Y Francisco Solano de Morales, pidió solar para sí y para María Gutiérrez, su madre, Juana Gutiérrez; y para Diego de Morales y María del Rosario; y para Antonio Méndez y Antonio de Silva; y para Guaçica de Saavedra; y para Gertrudis de Palma; y para Nicolás de Vera; y para Agustín de Vera y para Juan de Vera, y para Catalina Rodríguez Plaza...
de Silva 27 Doña Mercedes Vergara 28 Don Alfonso Brito 29 Doña Josefina Maturana 30 Doña Catalina Cruz y dos hermanas 31 Don José Vergara 32 Don Ventura Herrera 33 Don Manuel Leal 34 Don Juan Antonio Morales 35 Doña Margarita Rojas 36 Doña Josefa Martínez 37 Doña Micaela Toledo 38 Don Juan Fco.
Convento de Santa Clara:— 160 de velo negro— 37 de velo blanco— 36 novicias— 18 donadas— 130 seglares. Convento de Santa Catalina:— 40 de velo negro— 6 de velo blanco— 38 seglares.