Casandra

Casandra (Kasándra)

 
mit. Hija de Príamo y de Hécuba, a la que Apolo concedió el don de la profecía.
Traducciones

Casandra

SFCassandra
Ejemplos ?
Aún seguirá viajando más: en 1640 el marqués es nombrado virrey de Cataluña y Castillo Solórzano vuelve a Barcelona, donde publica en 1640 Los alivios de Casandra y una segunda edición en 1641.
Fiestas del jardín (Valencia, 1634) Sagrario de Valencia (Valencia, 1635) Teresa de Manzanares (Barcelona, 1632) Aventuras del bachiller Trapaza (1637) Epítome de la vida y hechos del ínclito rey don Pedro de Aragón (1639) Los alivios de Casandra, Barcelona, 1640.
Y buscando sus violencias en ella al príamo fuerte, dio al Entendimiento muerte, que era Rey de las potencias; y sin hacer diferencias de real o plebeya grey, haciendo general ley murieron a sus puñales los discursos racionales porque eran hijos del Rey. A Casandra su fiereza buscó, y con modos tiranos, ató a la Razón las manos, que era del Alma princesa.
Dicen que ya pronto; no ve cuantas cosas feas suceden cada día. - Sí, Doña Casandra ya lo advirtió ¿No la ha visto por la tele? -¡Claro!
Este había acudido de Cabeso a Ilión cuando tuvo noticia de la guerra y pedido en matrimonio a Casandra, la más hermosa de las hijas de Príamo, sin obligación de dotarla; pero ofreciendo una gran cosa: que echaría de Troya a los aqueos.
¿Dónde encontrarla yo ¡oh troyanas! el alma divina de Heleno ó de Casandra, para que me explicaran estos sueños? Porque he visto una corza tachonada, á quien se arrancaba de mis rodillas violentamente y lamentablemente, degollada por las uñas sangrientas de un lobo.
CARONTE o CARÓN, barquero del infierno, hijo del Erebo y de la Noche. CASANDRA, hija de Príamo y Hécuba, célebre profetisa troyana, nunca creída de los suyos.
CORAS, guerrero tiburtino, denominado el impetuoso, hermano de Catilo y auxiliar de Turno. COREBO, joven guerrero troyano, enamorado de Casandra.
Entonces repuso: "Hijo mío, trabajado por los adversos hados de Ilión, Casandra era la única que me vaticinaba esos sucesos; ahora recuerdo que presagió a mi linaje la posesión de un imperio, al que unas veces daba el nombre de Hesperia, otras el de Italia; pero ¿quién había de creer que los Teucros irían a las playas de Hesperia?
Entonces también abrió la boca para revelarnos nuestros futuros destinos Casandra, jamás creída de los Troyanos por voluntad de Apolo; y nosotros, infelices, para quienes era aquel el último día, íbamos por la ciudad, ornando con festivas enramadas los templos de los dioses.
En nombre de los dioses y de la justicia, quiero que sea castigado tu huésped impío, siempre que el ejército no me acuse de servirte meditando la muerte del rey tracio por amor á Casandra.
Ningún hombre ni mujer de hermosa cintura los vio llegar antes que Casandra, semejante a la dorada Afrodita; pues, subiendo a Pérgamo, distinguió el carro con su padre y el heraldo, pregonero de la ciudad, y vio detrás a Héctor, tendido en un lecho que los mulos conducían.