Carl

Carl

 
(1895-1982) Compositor, director de orquesta y profesor alemán. Obras: Carmina Burana (1937), Catulli Carmina, El triunfo de Afrodita (1951) y Comoedia de Christi resurrectione (1955).
Ejemplos ?
En las Indias, en Santo Tomás, en la costa de África, en Lisboa y en los Estados Unidos, el especulador había tomado el pseudónimo de Sepherd para no comprometer su nombre. Carl Sepherd podía así, sin peligro, mostrarse infatigable, audaz y hábil como hombre que, resuelto a hacer fortuna quibuscumque viis, se dispone a acabar pronto la senda de la infamia para ser honrado el resto de sus días.
Diversas escuelas psicológicas han intentado aportar soluciones y aunque han encontrado algunas, casi siempre han resultado parciales, aproximación apenas. Allí está las obras de Segismundo Freud, Alfred Adler, Carl Gustav Jung, Jacques Lacan, Henri Wallon, Jean Piaget, Sem S.
Vygotski, Jerome Bruner, Mead, Karen Harney, Erich Fromm, Abraham Maslow, Carl Roger, Howard Gardner y un amplio otros. También los filósofos se han preocupado por el destino de la humanidad y lo han externado en párrafos de sus obras.
ISBN 978-0-87003-216-5. • Ehrlich, Paul R.; Sagan, Carl; Kennedy, Donald (Alianza Editorial, Madrid). El frío y las tinieblas: el mundo después de una guerra nuclear.
En Alemania, el teórico constitucional más importante de la primera mitad de siglo, Carl Schmitt, dijo: “Decide quien puede, cuando puede.
Con la madurez así proporcionada, acudí a la Universidad de Berlín entre los años 1826 a 1828 para estudiar filología y teología y oir conferencias con Böckh, Hegel, Marheineke, Carl Ritter, Heinrich Ritter y Schleiermacher.
Robert Woodward es un periodista y escritor norteamericano que se hizo famoso por la serie de artículos publicados en el Washington Post suscritos por él y Carl Bernstein, y que finalmente condujeron a la investigación y renuncia de Nixon.
La psicología de Vygotski. Visor Distribuciones, Madrid, 1994. Rogers, Carl y H. Jerome Freiberg. Libertad y creatividad en la educación .
Armas químicas, nucleares y biológicas. Alcañiz y Fresnos, Valladolid. ISBN 84-87314-40-6. • Sagan, Carl (1991). El invierno nuclear. Plaza & Janés, Barcelona.
El cerebro humano puede almacenar información que "llenaría unos veinte millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo" (Cosmos, por Carl Sagan, 1980, p.
Dos de ellos —Wilhelm Friedemann Bach y Carl Philipp Emanuel Bach— llegaron a ser compositores importantes en el ornamentado estilo Rococó que siguió al Barroco.
El historiador árabe Ibn Jaldún descubrió por primera vez las causas materiales de la guerra. Carl von Clausewitz, en su clásica obra De la guerra, pensaba que la guerra moderna es "La continuación de la política por otros medios" y que el fin de la misma era "desarmar al enemigo", no exterminarlo; de aquí nació el concepto de desarme mutuo, que imposibilita toda guerra y da paso a la política.