Capilla Sixtina

Sixtina, Capilla

 
b. art. Edificio anexo al Vaticano que mandó construir el papa Sixto IV en 1480. Es la capilla pontificia privada y contiene magníficos frescos de Botticelli, Ghirlandaio, Rosselli y Miguel Ángel.
Ejemplos ?
Podría aplicársele lo que Viollet-le-Duc dice, refiriéndose a una gárgola de la Capilla Sixtina: «II est difficile de pousser plus loin l’étude de la nature appliquée a un être qui n’éxiste pas.» Por esta razón se hallaban sus creaciones saturadas de contenido mental, en vez de ser únicamente desates de una arbitrariedad disparatada.
Cuentan que se llenó de admiración al ver las obras grandiosas de Miguel Angel en la Capilla Sixtina, y que dio en voz alta gracias a Dios por haber nacido en el mismo siglo de aquel genio extraordinario.
Las sibilas y los profetas de la Capilla Sixtina pueden servirnos para interpretar aquella resurrección de la libertad espiritual que denominamos Renacimiento.
«Gran sala», «Gran salón», «Gran sala de los polícromos», «Sala de los animales», «Gran Techo», «Sala de los frescos» y otros muchos nombres son los que ha recibido la segunda sala y es la que alberga el gran conjunto de pinturas polícromas, apodada por Déchelette la «Capilla Sixtina del Arte Cuaternario».
Una vez llegados a la Capilla Sixtina, los electores entonan a coro el Veni Creator, oración con la que se invoca al Espíritu Santo, y proceden a prestar juramento solemne de guardar las normas que rigen el Cónclave, cumplir fielmente el ministerio petrino en caso de ser elegidos, y mantener el secreto de todo cuanto se refiera a la elección del nuevo Pontífice.
Contiene pinturas polícromas, grabados, pinturas negras, rojas y ocres que representan animales, figuras antropomorfas, dibujos abstractos y no figurativos.!-- Las pinturas y grabados de la cueva pertenecen a los períodos Magdaleniense y Solutrense principalmente, y alguno al Gravetiense, e incluso según pruebas utilizando series de uranio retrasan la fecha a hace 35 600 años, en el comienzo del Auriñaciense, si bien las evidencias arqueológicas son únicamente solutrenses y magdalenienses, e incluso con dudas, -- En cuanto a su techo de los polícromos ha recibido calificativos como «Capilla Sixtina» del arte rupestre; «...la manifestación más extraordinaria de este arte paleolítico...», «...
El último de los cardenales diáconos convoca a la Capilla Sixtina al secretario del Colegio de Cardenales y al maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias.
Tras cada sesión de escrutinio (dos votaciones) las papeletas de voto y las notas de los Escrutadores se queman en una estufa preparada al efecto. El humo sale entonces por una chimenea sobre el tejado de la Capilla Sixtina.
Sus predecesores habían sido coronados en ceremonias restringidas, ya sea en la Basílica de San Pedro o en la más exclusiva Capilla Sixtina (caso este último de León XIII, san Pío X y Benedicto XV).
En Roma, encargó al pintor Daniele da Volterra que cubriese en parte las figuras trazadas en la Capilla Sixtina por Miguel Ángel, que las había pintado desnudas en su mayoría.
Protegió, entre otros, a Rafael a quien encargó pintar su primer retrato y Miguel Ángel, a quien encargó pintar el techo de la Capilla Sixtina.
Una vez llegado al cónclave, el cardenal decano convocará al resto de los electores a la Capilla Sixtina para proceder al mismo ritual de aceptación.