Canadá

Canadá (Canada)

 
Estado de América del N. Es una confederación de diez provincias (Alberta, Columbia Británica, Manitoba, Nueva Brunswick, Nueva Escocia, Ontario, Príncipe Eduardo, Québec, Saskatchewan y Terranova y Labrador) y tres territorios (Noroeste, Nunavut y Yukón). Limita al N con el océano Glacial Ártico, al E con el océano Atlántico, al S con E.U.A. y al O con el océano Pacífico. Su extensión es de 9 970 610 km2 con un total de 34 600 000 h. La capital es Ottawa. Los idiomas oficiales son el inglés y el francés y las religiones mayoritarias, el catolicismo y el protestantismo. La moneda oficial es el dólar canadiense. Se compone de cuatro conjuntos geográficos principales: el Este, el Escudo Canadiense, la Pradera y las Montañas del Oeste. El primero de ellos está formado por el extremo septentrional de los Apalaches y comprende Terranova, las provincias marítimas y la parte oriental de Québec. El Escudo describe un semicírculo delimitado por la península del Labrador, el río San Lorenzo, los lagos Hurón y Superior y la línea de los Grandes Lagos del Canadá Occidental, hasta el océano Glacial Ártico en la desembocadura del Mackenzie; se trata de una penillanura muy desgastada por la acción glacial, con abundancia de lagos y embalses. La Pradera es el extremo septentrional de las grandes llanuras norteamericanas y está formada, a su vez, por tres plataformas sucesivas: las llanuras de Manitoba, Saskatchewan y Alberta. Las Montañas del Oeste, por su parte, están formadas por las Rocosas (al E) y una serie de altas mesetas cuyo reborde forma las elevaciones de la costa y de la isla de Vancouver. El clima, en general, es continental, con veranos cálidos e inviernos largos y muy fríos. Precipitaciones abundantes, que son nevadas en la parte oriental del país. El tipo de vegetación define tres áreas principales: al N de la línea del río Mackenzie, hasta la bahía de Hudson, se da una vegetación propia de la tundra; la zona de la Pradera, en la parte SO y con tierras muy fértiles, se destina con preferencia al cultivo, con zonas dispersas de arboleda; al S del Mackenzie en dirección E predominan los bosques (conífera boreal, abedul, álamo blanco). Fauna variada: osos polares, bueyes almizcleros, focas, morsas y ballenas, en la zona ártica; renos, alces, osos negros y pardos, ardillas, nutrias, etc., algo más al S. Abundantes lagos y ríos. Entre éstos destacan el Columbia, el San Lorenzo, el Ottawa, el Saskatchewan, el Churchill, el Albany, el Mackenzie y el Yukón, entre otros. En cuanto a lagos, cabe citar el Superior, el Hurón, el Erie, el Ontario y el mar interior de la bahía de Hudson. La mayor parte de la población está compuesta por descendientes de franceses (29%) y de británicos (45%). También es importante otro grupo de origen europeo (neocanadienses, 23%), formado sobre todo por alemanes. El resto se reparte entre las minorías china, india y esquimal. Su distribución es irregular, hallándose la mayor densidad en el litoral de las provincias atlánticas. Destacan las ciudades de Toronto, Montreal y Vancouver, que concentran la actividad industrial y comercial. En Ottawa, capital administrativa y sede del gobierno, predomina el sector terciario. La economía de Canadá ha conocido, en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, un florecimiento espectacular en base al aprovechamiento de sus recursos agrícolas, forestales y minerales, la implantación de un comercio interior y exterior a partir de una mejora de las vías de comunicación, y la aportación estadounidense en forma de asesoría técnica y financiera. La industria constituye el sector más dinámico de la economía canadiense. Cabe destacar las fábricas de transformación de materias primas, la fabricación de vehículos de motor, los productos petrolíferos, la pasta de papel, productos químicos y aeronáuticos, sin olvidar la alimentación. Las áreas más productivas se localizan al E del país. Canadá es el primer exportador mundial de níquel, amianto y uranio. Notable desarrollo de la industria maderera basado en la riqueza forestal del país. Industria pesquera en la costa atlántica (bacalao, merluza, arenques, sardinas y fletán negro) y en la pacífica (salmón rojo). El transporte por carretera ha sustituido la primacía del ferrocarril. La comunicación por vía aérea ha adquirido protagonismo en los últimos años en el transporte de viajeros.
hist. El territorio canadiense, mucho tiempo antes de la colonización europea, estuvo habitado por tribus de iroqueses, esquimales y algonquinos a los que siguieron, entre los ss. IX y XI, grupos de irlandeses e islandeses que fueron a establecerse en Terranova y la península del Labrador. Las primeras tentativas de colonización, realizadas por J. Cartier en 1541, fracasaron, al igual que otras impulsadas por Champlain, fundador de Québec, y de De Monts, fundador de la Acadia (Nueva Escocia). No fue hasta fines del s. XVII cuando dio sus frutos la política de emigración de Colbert, hacia los territorios próximos al San Lorenzo. El dominio francés terminó en 1763, después de sucesivos enfrentamientos, primero con los iroqueses y luego con los ingleses, a los que el Tratado de París concedió Nueva Francia, al tiempo que los colonos franceses de Nueva Escocia eran trasladados a colonias norteamericanas como represalia por su resistencia a la metrópoli. Los últimos años del s. XVIII estuvieron marcados por la creación de una estructura legislativa (Acta de Québec, 1774) y el establecimiento de nuevos núcleos de población en zonas como Nueva Brunswick y Cabo Bretón. Alrededor de 1830 se produjo una fuerte corriente migratoria procedente del Reino Unido. En esos años nació un partido popular contrario a los privilegios otorgados a miembros de la clase dirigente en la adjudicación de tierras públicas, a la vez que reclamaban una mayor participación en el gobierno, lo que condujo a la revolución de 1837, liderada por Mackenzie. Los franceses desataron una campaña de boicot económico a Londres ante su resistencia a asumir las 92 resoluciones contra los abusos de la metrópolis. El Acta de Unión de 1840 significó la consolidación del dominio inglés y la unificación en el Canadá Unido de las provincias británica y francesa. Canadá vivió desde 1848 un período de expansión territorial y de prosperidad económica con la construcción del ferrocarril, el desarrollo agrícola y el aumento de la población, con un breve paréntesis de crisis, salvada mediante la creación de una Confederación Canadiense de las 4 provincias "Nueva Brunswick, Nueva Escocia, Alto Canadá (Ontario) y Bajo Canadá (Québec)" a las que se incorporarían en los años siguientes los territorios del NO, la Columbia Británica y la isla del Príncipe Eduardo. La creación en 1905 de las provincias de Alberta y Saskatchewan fue la última fase de unión política y expansión del mercado. El Estado poseía autonomía interna y el poder quedaba repartido entre el gobierno federal y las provincias. Canadá intervino en la Primera Guerra Mundial, de la que salió convertida en potencia internacional, frenada circunstancialmente por la crisis del 29. El Estatuto de Westminster de 1931, que reconocía la independencia política de Canadá, permitió la firma de tratados comerciales con Gran Bretaña y E.U.A. y un pacto militar de defensa, a raíz del cual la participación canadiense en la Segunda Guerra Mundial, al lado de los aliados, sirvió para confirmar su papel de potencia económica y política. El gobierno liberal de P. E. Trudeau impulsó desde 1968 medidas como la introducción del bilingüismo para hacer frente a la presión nacionalista quebequesa, o la atención a las comunidades indias. En la esfera internacional destacó la adhesión a la Alianza Atlántica, el fortalecimiento de vínculos con E.U.A., la mejora de relaciones con Francia y la ampliación de los límites de sus aguas jurisdiccionales. El intento, por parte de Trudeau, de replantear la organización del Estado a fin de asumir el triunfo quebequés en las elecciones provinciales, trajo la derrota del grupo liberal y la subida al poder de los conservadores de J. Clark, para volver unos años después (1980). Las exigencias de una mayor autonomía, planteadas por las provincias del O y de la población francófona, fueron permanente motivo de tensión política, hasta la resolución de ese mismo año 1980 de reformar la Constitución, que contó con el refrendo británico y supuso la plena independencia de Canadá. En 1984 vencieron los conservadores del quebequés B. Mulroney. Fue reelegido en 1988, pero su partido sufrió una debacle en las elecciones de 1993, en las que Jean Chrétien, al frente de los liberales, obtuvo la mayoría absoluta en el parlamento. En estos comicios se confirmó también el ascenso del nacionalismo quebequés. En 1995 se celebró un referéndum sobre la independencia de Québec, en el que la diferencia fue mínima a favor de los no independentistas, por ello el primer ministro Chrétien se comprometió a negociar cambios para reconocer el carácter distintivo de Québec. Las elecciones generales de 1997 dieron el triunfo a escala estatal al Partido Liberal, y confirmaron al Partido Quebequés como primera fuerza política de Québec, si bien con retroceso de votos y escaños. En 1999 los inuit (esquimales) de Labrador obtuvieron un régimen de autonomía. En las elecciones de 2000 Chrétien obtuvo nuevamente la mayoría absoluta y el Bloque Quebequés quedó por debajo del partido liberal en su propio territorio. En 2003 dimitió Chrétien, sustituido por Paul Martin, que se vio confirmado en el gobierno con la victoria del Partido Liberal en las elecciones legislativas de 2004. En 2006 el triunfo de Stephen Harper devolvió el poder a los conservadores.
b. art. Canadá posee una doble tradición cultural, de expresión francesa e inglesa. La francesa es anterior en términos históricos y aportó su primera manifestación en textos de exploradores, colonizadores (J. Cartier, Champlain) y misioneros; pero la literatura propiamente dicha empieza con los Anales de la madre Duplessis, en el s. XVII. El sentimiento nacionalista dio aliento a muchas obras a lo largo del s. XIX, cuando triunfaron autores como J. L. Papineau, H. La Fontaine y G. E. Cartier. El romanticismo francés dejó honda huella en la poesía de O. Crémazie, del abate Casgrain y del más emblemático de todos, L. Fréchette. En prosa se cultivó el ensayo y la novela históricos hasta 1914. En adelante, la literatura francocanadiense incorporó las corrientes más novedosas vigentes en Europa, como el nouveau roman francés (R. Ducharme, M. C. Blais), y se dio una creciente presencia femenina (M. Cagnon, D. Boucher). La tradición británica tuvo un inicio semejante, con escritos de los exploradores D. Thompson, A. Mackenzie, y T. C. Haliburton. Siguieron algunas obras ambientadas en el oeste agrícola y, ya en el s. XX, argumentos centrados en los avatares de la comunidad esquimal (F. Mowatt), judía (A. Wiseman, M. Richler) y otras obras deudoras del estilo de J. Conrad y R. Kipling (T. H. Raddall). En poesía, el período romántico influyó en la obra de I. Valancy Crawford, A. Lampman y W. H. Drummond, a quienes siguió una generación de poetas discípulos de T. S. Eliot. En teatro contemporáneo destacan las obras de E. Birney (1904-95) y J. Reaney (1926). En artes plásticas, Canadá conoció una primera época dominada por el estilo francés, a la que siguió otra de influencia inglesa. El paisajismo (W. Brimmer) y el impresionismo (L. R. O'Brien), durante el s. XIX, y el simbolismo de O. Leduc, ya en el s. XX, fueron los estilos de mayor arraigo hasta la aparición de una corriente de reivindicación nacional (grupo de los Siete de Toronto) que acabó asumiendo las claves del arte contemporáneo: automatismo pictórico, abstracción, figuración. El arte indígena canadiense es de una riqueza particular: tallas de madera y grupos totémicos de los haida y tlingit. Los pueblos del NO trabajaron la piedra en piezas pequeñas destinadas a ritos sagrados. Los esquimales aprovecharon el fruto de la caza (astas de renos, colmillos de foca) para realizar pequeños objetos artísticos que reflejaban su forma de vida. El folclor musical autóctono de esquimales y pieles rojas está vinculado a la tradición del indio norteamericano, mientras que el de raíz francesa se localiza en Québec y el inglés es especialmente rico en las provincias marítimas. La música culta, introducida por franceses e ingleses en los ss. XVII y XVIII respectivamente, está representada en la actualidad por las escuelas de Toronto (John Weinzweig) y de Montreal (Claude Champagne).

Canadá

(kana'ða)
sustantivo masculino
país de América Canadá la tierra de los lagos
Traducciones

Canadá

Canada

Canadá

Канада

Canadá

Kanada

Canadá

Canada

Canadá

Canadá

Canadá

Canada

Canadá

Kanada

Canadá

Canada

Canadá

Kanada

Canadá

Kanada

Canadá

カナダ

Canadá

캐나다

Canadá

Canada

Canadá

Canada

Canadá

Kanada

Canadá

Kanada

Canadá

ประเทศแคนาดา

Canadá

Kanada

Canadá

nước Canada

Canadá

加拿大

Canadá

SM el CanadáCanada
Ejemplos ?
2 de abril de 1995 Entrevista concedida a The Financial Post El Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León concedió una entrevista a la editora del periódico canadiense The Financial Post, señora Diane Francis. En las siguientes líneas se presenta el artículo publicado por dicho rotativo de Toronto, Canadá.
En igual orden, la legislación española vigente establece régimen de concursos51, lo propio la chilena52, la mexicana, la reciente uruguaya sobre normas comunitarias, y en Canadá: la CRTC (Canadian Radio-television and Telecommunications Commission) debe tomar en cuenta las propuestas de programación al momento de asignar una licencia.
El embajador de Canadá en México David Winfield, dijo en una entrevista: si México era una buena oportunidad a tres pesos por un dólar estadounidense, ahora es mejor a seis pesos por dólar.
Y por primera vez se logró que la OEA también cumpliera su responsabilidad en lo que se refiere a un asunto de los Estados Unidos, y nosotros con otros países amigos, incluyendo Canadá, lo promovimos, y ahora tenemos esta opinión jurídica que nos está dando la razón a los mexicanos y a los otros países que se ven afectados.
Con respecto al campo, yo puedo anunciarles a los campesinos que no tendrán al soldado en el campo. Vamos a organizar una policía rural igual que la del Canadá: una policía montada (APLAUSOS).
La red de telecomunicaciones tuvo desarrollo intenso; se instalaron en el sexenio 2,533 nuevos canales telefónicos y 2,997 telegráficos; quedaron incorporadas 173 poblaciones del país, con 3.800,000 habitantes. Se establecieron circuitos radioeléctricos a Estados Unidos, Canadá, Italia y Japón.
La existencia del paquete de ayuda ofrecido por los Estados Unidos y Canadá así como por docenas de otros países, con un monto de 45 mil millones de dólares, parece estar restaurando la confianza de los inversionistas.
Mire usted lo que son las cosas, si hubieran triunfado en ese momento a lo mejor no estaríamos discutiendo aquí y seríamos como Canadá, un protectorado.
A los siete días regresábamos al Canadá, a la misma choza estival que un mes antes nos había visto a los tres cenar ante la carpa.
La actuación de Wyoming era sobresaliente y se desarrollaba en un drama de brutal energía: una pequeña parte en los bosques del Canadá y el resto en la misma Nueva York.
Firma Esta Convención, hecha en Oslo, Noruega, el 18 de septiembre de 1997, estará abierta a todos los Estados para su firma en Ottawa, Canadá, del 3 al 4 de diciembre de 1997, y en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, a partir del 5 de diciembre de 1997 hasta su entrada en vigor.
Lo demás que en él se consagra, o ya está expresamente estipulado entre los Estados del hemisferio (con exclusión, hoy indebida, de Canadá y Puerto Rico) o tiene cuño intencional de preocupación del momento… Frente a ello...