Cajamarca

Cajamarca

 
Departamento del N de Perú, entre Ecuador y el río Marañón, en la cordillera andina; 35 418 km2 y 1 246 100 h. Cap., la c. homónima (88 600 h). Ganadería, minas.
Ejemplos ?
Alonso Mesa, natural de las islas Canarias, era soldado de infantería en la traición de Cajamarca y fué el que, en unión de Miguel de Astete, tomó prisionero á Atahualpa; y le hubiera dado muerte á no imi edirlo Pizarro.
En la proeza de Cajamarca, cronista que fué testigo de ella, refiere que Valverde gritaba á los sol- dados que hiriesen de punta con sus espadas á los indios, que aterrorizados, huían.
Los españoles todos estaban convencidos de que, quitando »de en medio á Atahualpa, la conquista se allanaba extraordi- •nariamente.» Oviedo, cronista real, después de estampar la relación de Jerez, conquistador que asistió á las escenas del sangriento drama de Cajamarca...
la ingeniosa ciudad valiente, de mi madre cuna, que del ardiente Misti al pie reposa; Cuzco, que del primer glorioso brillo despojó el hado aleve, y la noble Trujillo, de la opulenta Lima copia breve; la triste Cajamarca, que de Pizarro la traición aún llora y la prisión del infeliz monarca; y la heroica Ayacucho, de Cajamarca ilustre vengadora, cuyo glorioso nombre nunca escucho, ni escuchar puede libre Americano, sin que palpite el corazón ufano, y al cielo gracias rinda el labio ardiente de haber nacido en suelo independiente.
V Fuiste, entre cuantos héroes allí abisma, tú la presa más noble de la Parca, GÁLVEZ inmaculado y cual la misma Santa Justicia incontrastable y recto, prez y honor de la antigua Cajamarca, y el hijo de la Patria predilecto; de la Patria que, hoy huérfana de tantos hijos queridos que le cuesta España, por ti se entrega a más aguda pena y tu sepulcro baña de acerbo llanto en más copiosa vena: ¡ah!
En agosto de 1747 fundose a inmediaciones del destruido Callao el pueblo de Bellavista; se elevó el convento de Ocopa a colegio de propaganda fide; se consagró la iglesia de los padres descalzos; la monja y literata sor María Juana, con otras cuatro capuchinas, fundó un monasterio en Cajamarca; se observó el llamado cometa de Newton; se estableció el estanco de tabacos; se extinguió la Audiencia de Panamá, y en 1755 se formó un censo en Lima, resultando empadronados 54.000 habitantes.
Casi a la vez que ésta realizó las de Cajamarca, Piura, Trujillo y Huanta, adonde fueron llamados los belethmitas por el obispo de Huamanga don Cristóbal de Castilla y Zamora, hijo natural del rey.
(Notese que he subrayado la palabra ajedrecista, porque el vocablo, por mucho que su uso sea general, no se encuentra en el Diccionario de la academia, como tampoco existe en él el de ajedrista ,que he leido en un libro del egregio Don Juan Valera) -- Se sabe, por tradición, que los capitanes Hernandez de Soto, Juan de Rada, Francisco de Chavez, Blas de Atienza y el tesorero Riquelme se congregaban todas las tardes, en Cajamarca, en el departamento que sirvió de prisión al Inca Atahualpa desde el 15 de Noviembre de 1532, en que efectuó la captura del monarca, hasta la antevíspera de su injustificable sacrificio el 29 de agosto de 1533.
Preocupado siempre en la población de los dos mil indios, indica Felipe II al Virrey del Perú que le serían de gran apoyo Don Diego de Figueroa Cajamarca, Alcalde Mayor de los indios de la provincia de Quito y Don Pedro Zámbiza, por ser de buen natural y leales al servicio Real.
Sabido es que Capac, hermano del Inca, había realizado la de los valles del Rimac, Chancay, Huaraz, Conchucos, Huamachuco, Cajamarca, Ica, Nasca, Lunahuaná, Yauyos y Huarochirí.
Ayacucho-Chanca: Con la supresión de la fricativa palatal, sh. : Cajamarca-Cañaris: Con la adición de la cononante africada palatal retrofleja, tr.
Aunque no estuvo entre los compañeros de Pizarro en Cajamarca, llegó a tiempo para que en la repartición de la conquista le tocase una buena partija.