Caen

Caen

 
C. del NO de Francia, cap. del departamento de Calvados, en la Baja Normandía; 112 846 h. Puerto fluvial.
Traducciones

Caen

Caen
Ejemplos ?
Como el enemigo tiene la invariable costumbre de retirar sus muertos y heridos en el momento que caen, no es posible decir con certeza su pérdida, pero sí aseguro que ha sido muy considerable.
caen hasta lo más insondable de las profundidades y nos desangran... No hay héroes ni mesías... todos buscan su vanagloria... —¡...Aaaaaaaaay!
Es falso: morimos peor que nacemos Es culpa nuestra, no de la naturaleza; ella es la que se ha de quejar, diciéndonos: Ha conseguido la sabiduría el que muere tan seguro como cuando nació; pero ahora, cuando se acerca el peligro, ya tiemblan, nos falta corazón, se nos muda el color, nos caen lágrimas inútiles.
Si se toma un punto en el diámetro de un círculo que no sea el centro del círculo y desde él hasta el círculo caen algunas rectas, será la mayor aquella en la que está el centro, y la menor la que queda y de las demás la más cercana a la que pasa por el centro es siempre mayor que la más lejana, y sólo caerán dos iguales del punto al círculo a uno y otro lado de la más pequeña.
“Felizmente –al decir de Luis Alberto de Herrera- ya caen en pedazos las viejas declamaciones palabreras y se entra –ensanchadas las perspectivas-al examen conjunto, elevado y a largo trazo de los acontecimientos muertos, en el afán de restablecer su auténtico asiento, a la vez de extraer la filosofía que de ellos fluye, por encima de nombres, de bandos y de prejuicios”.
Los gustos del alumnado, sus necesidades e intereses reales, son falseados por planificadores educativos que creen tener la clave del ser humano nuevo que requiere la futura sociedad y la distorsión en la que caen se revela en todos esos jóvenes que prefieren los antros a las escuelas, pues ahí aprenden por la vida para la vida, aunque tales aprendizajes después deparan facturas muy caras.
Huelen mal, y su punzante vaho de miseria envuelve y sofoca al Papa, siempre en oración. La figura de Cristo se oculta un instante; densas tinieblas suben de la tierra y caen del firmamento, reuniendo sus crespones.
Cuando estas aguas caen con violencia en el abismo inferior del que he hablado, forman corrientes que vuelven a través de la Tierra a los lechos que encuentran, que llenan como se llena una bomba.
Otro continuó, interrumpiendo el silencio que había dejado su compañero: —...adiós a nuestros palacios grandiosos...Se derrumban... ¿De qué sirvieron? Caen...
No me admitió hoy Fulano, habiendo admitido a otros, o no escuchó mis razones, o en público se rió de ellas; no me llevó en el mejor lugar, sino en el peor, con otros algunos sentimientos de esta calidad, a los cuales no sé qué otro nombre poder dar sino quejillas de ánimo mareado, en que siempre caen los delicados y dichosos; porque a los que tienen mayores cuidados no les queda tiempo para reparar en semejantes impertinencias.
No puse lugar determinado para estos golpes: por cualquiera está dispuesto a aquello que llamamos morir, que es cuando se despide el alma del cuerpo: es cosa tan breve que no puede conocer su velocidad, ora sea apretando un nudo a la garganta, ora impidiendo el agua la respiración, ora la dureza del suelo rompa la cabeza de los que caen, o las comidas brasas corten el curso del espíritu que vuelve atrás.
Platican algunos príncipes por acierto bien reportado el despreciar los papelones y pasquines que hacen hablar mal a las esquinas y pilares, porque dicen que el mejor modo que hay de que callen es no hablar en ellos, y que mejor se caen dejándolos que quitándolos.