COS

Cos (Kos)

 
Isla griega del archipiélago de las Espóradas, en el mar Egeo, frente a la península turca de Halicarnaso; 286 km2 y 16 650 h. Cap., la c. homónima (7 566 h).
COSCoordinadora Obrera Sindical
Ejemplos ?
Los leales nunca reconocimos el Convenio. Hice el viaje a vela en una vieja fragata que después naufragó en las costas de Yucatán.
Los recursos fina ncieros, materiale s y tecnológi cos de dicho s ente s se tra spasarán al In stituto Nacional de Contratación Pública.
Convirtió en dinero sonante sus lujosos muebles y valiosas alhajas, depositando el total en casa de un comer- ciante que era por esos años, en que aun: no se conocían Ban- cos en el Perú, el banquero de la ciudad.
61 Y de los hijos de los sacerdotes: los hijos de Abaía, los hijos de Cos, los hijos de Barzillai, el cual tomó mujer de las hijas de Barzillai Galaadita, y fué llamado del nombre de ellas.
No es del todo exacto aquello de que estado cambia cos- tumbres; porque, después de la luna de miel, que no fué larga, volvió Juan Pérez á sus casi olvidadas harpa y copa, pasán- dose las noches de turbio en turbio, como cuando era solte- ro, en las jaranas, y siempre entre participio y gerundip, es decir, bebido y bebiendo.
El señor Valdivia ha olvidado que su libro, más que para nuestra generación, es para el mañana, y que por eso estaba obligado á juzgar á sus enemigos políti- cos 6 personales, con más caridad cristiana, sin amor ni odio.
Con lengua, religión, cos- tumbres y hasta instituciones genuinamente españolas, con ur- dimbre que no es de nuestra propiedad exclusiva, mal po- demos aspirai á una originalidad absoluta.
La Educación Física y las prácticas de todos los deportes, desde los niveles cos del sistema educacional y en todas las organizaciones sociales de jóvenes y adultos serán la preocupación constante y metódica del Gobierno Popular.
A medida que avanzaban disparaban su fusilería a lo largo de las calles y contra los edificios, pero ya la ciudad estaba abandonada i solamente habían quedado muy pocos vecinos que estuvieron imposibilitados de salir y que, con el más grande dolor, vieron hollar el suelo machaleño.
muchos años. Madrid, 17 de abril de 1839.-Hompanera de Cos. ---- = Establecimiento de Cajas de Ahorros en las capitales de provincia, con sucursales en los pueblos Teniendo en consideración las razones que me ha expuesto mi ministro de la Gobernación, vengo en decretar lo siguiente : Artículo 1º Se establecerán Cajas de Ahorros en todas las capitales de provincia en que no las haya, con sucursales en los pueblos de las mismas donde a juicio de los gobernadores v de los Ayuntamientos respectivos puedan ser convenientes.
América es el teatro de los sucesos; cos- tumbres y tipos americanos son los exhibidos y el que escriba Tradiciones, no sólo está obligado á darles colorido local, sino que, hasta en el lenguaje, debe sacrificar, siempre que opor- tuno lo considere, la pureza clásica del castellano idioma, para poner en boca de sus personajes frases de riguroso provincia- lismo, y que ya perderá tiempo y trabajo el que se eche á buscarlas en los diccionarios.
Chuecas se propuso afrontar, en público, la taca- ñería del reverendo padre guardián, seguro, segurísimo de que las bealao contestarían como loros con el estribillo de cos- tumbre.