Ejemplos ?
Y gouernó estos dichos dos yngas, Cona Raqui, Una Caucho yngas, en todo este rreyno que no lo podía hazello mejor cin cohecho y buena justicia derecha en este rreyno.
Y ací cí le prendió don Francisco Pizarro y don Diego de Almagro al dicho Atagualpa Ynga. De su trono le le llebó cin hirille y estaua preso con preciones y guarda de españoles junto del capitán don Francisco Pizarro.
las doce piezas de artillería qe. he arrastrado y cin- qüenta carretas pasaron felicemt°. y en la mañana del 18, todo estaba reunido en el punto de Castañares, y aun el enemigo no lo creia.
Estubo el pueblo en Egipto; engendró a Muyzén. Gouernó Jusué, fue capitán, Otonel fue jues, estubieron cin jues. Aod rregió el pueblo, Sangar fue jues, estubieron cin jues, Débora y Barach, estubieron cin jues.
Los que celebren el Estado con entidades del sector público, éstas entre sí, o aquellos con empresas cuyo capita l suscrito p ertenezca, por lo meno s en cin cuenta (50%) por ciento a enti dades de d erecho p úblico o su s su bsidiarias; a sí como tam bién los contratos que se celebren entre l as entidades de l sector público o emp resas cuyo capital suscrito pertenezca, por lo menos en cincuenta por ciento (50%) a entidades de derecho público con empresas públicas de los Estados de la Comunidad Internacional.
Las vierto sobre la de un hom- bre, sobre la de un esposo, sobre la de un padre de cin- co hijos, que no tenia para estos mas patrimonio que el trabajo de sus brazos.
Aunque fuese dos yndios, aunque fuese uno solo, aunque fuese a una yndia o niño, les rrepartía sementeras chacaras y pastos y secyas, agua para rregar sus chacaras, ací de la montaña como de la cierra y yungas con sus acecyas de rriego y rríos, leña, paxa, con mucha horden y concierto cin agrauiar a nadie...
NTIERO DEL INGA Cómo fue enterrado el Ynga y le balzamaron cin menealle el cuerpo y le pucieron los ojos y el rrostro como ci estubiera bibo y le bestían rricas bestiduras.
Desde la Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN) de 1992 se han registrado mejoras apreciables en la reducción del hambre y la malnutrición de la población del mundo.
Luego le pinta con colores de encima al defunto y la carne y el defunto lo mete en su bóbeda y le haze asentar con sus padres y madres y parientes cin allegar a otro ayllo y aní se entieran los Yungas.
Cómo los primeros conquistadores trayýan otro traxe por temor del frío, coleto y bonetes colorados, unos calsones chupados y cin cuello como clérigo y trayýa mangas largas, la rropilla, el capote corto.
Éstos no fueron hijos de señores, rreys antigos, cino yndios bajos. Cómo sale a pie el Ynga por la plasa cin que nadie le conosca, hecho pobre para uer el mundo y lo que ay.